Comprensión

La palabra comprensión hace referencia a entender, aceptar el por qué suceden las cosas y justificar, es decir, es la capacidad de contar con astucia y aptitud para aceptar la razón por la cual ocurren ciertas cosas.

También podemos decir que, hablar de comprensión es tener la suficiente tolerancia y paciencia frente a determinadas situaciones. Es por ello que, una persona compresiva acepta y con calma actúa frente a determinada situación de la forma más tranquila y coherente posible. En estos casos, las emociones de una persona comprensiva no interfieren en la acción.

En este sentido, podemos decir que todo proceso de comprensión amerita de una acción activa ya que, exige mucha más actividad que cualquier proceso de expresión. Por lo que comprender es unir, aislar e identificar de forma coherente los datos de los que se dispone para poder llegar una real conclusión y entendimiento.

No todos tienen la capacidad de comprender o entender en la misma escala, determinadas situaciones, por lo que es una labor que amerita esfuerzo e inteligencia tanto mental como emocional.

Ejemplos de comprensión

  1. Cuando una madre no regaña a su hijo por una acción que realizo si no que habla con él.
  2. Un juez decide darle pena mínima a una persona culpable por robo, debido a que su acción fue por falta de dinero para la escuela para su hijo.
  3. En medio de un conflicto, una de las partes se sienta a mediar la situación.
  4. Cuando se canaliza un conflicto, hablando de forma pacífica.
  5. Aceptar la opinión del otro sin que esta te moleste.
  6. Participar en una conversación de temas opuestos a tus creencias y aceptarlos sin molestarte o juzgar.
  7. Participar en ayudas benéficas para los más necesitados.
  8. Ayudar a alguien a aprender un oficio nuevo para que con eso pueda trabajar o emprender.
  9. Colaborar con los vecinos en las labores de limpieza de la comunidad.
  10. Aceptar a una persona a pesar de sus defectos y debilidades.