Aunque cada uno de nosotros puede tener una idea, concepto u opinión propia acerca de algún tema, es imposible que entre los miles de millones de seres humanos que existimos estos pensamientos no se repitan en, también, millones de mentes.

Entre los tantos términos asociados a lo que nuestra sique puede crear se encuentra el estereotipo, pero, ¿de qué se trata?

Los estereotipos son una idea generalmente errada sobre una persona, comunidad o movimiento de personas que tienen características en común. Los estereotipos son producto de la desinformación y desinterés por conocer a fondo las verdaderas cualidades, habilidades, objetivos, etc., de las personas estereotipadas.

Esta imagen que se tiene acerca de una o grupo de personas es aprobada por la mayoría de quienes se relacionan con ellas. Se genera por la difusión de pensamientos que no están basados en experiencias propias o percepciones que han sido comprobados por sí mismos, solo se trata de la repetición de concepciones que tienen como fin vincular, a través de una o pocas características, a muchos individuos como si se tratara de un “Todo” en ellos, por ejemplo, pensar que las personas tatuadas son maleantes.

La publicidad y medios de comunicación tienen cierta responsabilidad en la creación de estereotipos. En muchos comerciales se ha formado una imagen sobre las mujeres, hombres, fumadores, deportistas, entre otros, que normalmente busca encasillarlos para relacionarlos con productos que supuestamente están creados solo para ese grupo de personas.

Ejemplos de estereotipos

  • De género sobre la mujer: sobre la mujer: ama de casa, madre, siempre bella, paciente, delicada, dependiente, sensible, objeto sexual, frívola, tierna, sumisa, loca. Pensar que las madres solteras son una carga.
  • De género sobre el hombre: trabajador, inteligente, fuerte, no llora, valiente, jefe de familia, proveedor, le gustan los autos, agresivo, casanova, infiel, machista.
  • De género sobre los niños: traviesos, visten de azul, juegan con pelotas y autos, tienen mucha energía, son rebeldes, le gustan los deportes.
  • De género sobre las niñas: ordenadas, tiernas, visten de rosa, juegan con muñecas, son obedientes, ayudan con las labores del hogar, lloran mucho, deben permanecer siempre quietas.
  • De edad: inútiles, enfermizos, dependientes, improductivos, demandantes, saben mucho. Decir que las personas jóvenes son irresponsables, débiles, etc.
  • Raciales, étnicos y culturales: cuando solo resaltan características físicas o de cualquier tipo relacionada al lugar de origen, aspecto físico o cultural de las personas: los negros y la delincuencia, blancos y la supremacía, decir chino a todas las personas con rasgos asiáticos, los árabes y el terrorismo, los gallegos son tontos, personas de Oriente Medio y el fanatismo religioso, etc.
  • De clases sociales: pobres, ricos, madres solteras, delincuentes, marginales, pensar que los millonarios son personas con clase y educación, etc.
  • De apariencia física: cuando se piensa que los rubios son tontos o que las personas de origen afrodescendientes son delincuentes. También son estereotipos las personas con sobre peso o personas muy delgadas. También se incluye la creencia de que las personas con discapacidad motora son inútiles.
  • De política: cuando se dice que todos los políticos son corruptos. También cuando se generaliza sobre las personas con cierto ideal político.
  • De color: El color azul debe ser exclusivamente para los niños y el rosa para las niñas. El color negro es un color maligno, la comida verde es saludable, pero sabe mal.