Un producto corrosivo es aquel que contiene una sustancia química, esta se compone de un ácido como base y al propagarse pueda causar daños mínimos o irreversibles en la superficie del objeto con la cual este entra en contacto. El manejo de estos productos no puede tomarse a la ligera ya que pueden marcar de por vida a una persona si el contacto con esta sustancia causa un daño irreparable o peor aún, su muerte.

10 ejemplos de productos corrosivos 

  • Baterías Alcalinas. Las baterías alcalinas como las famosas AA y AAA, funcionan en base a una reacción química entre el metal de zinc y el dióxido de manganeso. Adicionalmente, contienen un alcalino fuerte: el hidróxido de potasio. Si la batería llegara a romperse en las manos de una persona, el hidróxido de potasio inmediatamente provocaría irritaciones en la piel, los ojos, y en el peor de los casos, si esta es inhalada, pudiera causar fallas respiratorias.
  • Detergentes de Ropa. La composición química de este producto es bastante tóxica. Algunos detergentes utilizan químicos como el formaldehído (un agente carcinógeno), la dietanolamina, y el etoxilato de nonilfenol. Existen estudios científicos que demuestran que la ingestión o el contacto físico prolongado con alguno de estos químicos puede resultar en daños catastróficos para el cuerpo humano.
  • Lavaplatos. Existen diferentes tipos de lavaplatos y entre la multitud de ellos también difieren en cuanto a cómo están compuestos químicamente. Los lavaplatos a base de fosfatos no presentan gravedades al manipularlos físicamente si no que presentan un daño ecológico si son introducidos al medio ambiente. Por otra parte, los lavaplatos a base de sales alcalinas pueden ser fatales al ser humano si son ingeridas.
  • Pesticidas. La corrosión de pesticidas en los alimentos, en los organismos vivos, y en el medio ambiente, puede causar una cantidad inimaginable de consecuencias fatalistas. El factor determinante de que tan grave puede ser el efecto a la exposición del pesticida depende de qué tan tóxico sea y cuánto tiempo ha permanecido la persona o el organismo en contacto con este. Dependiendo del caso, una persona o animal puede sufrir irritaciones en la piel, fiebre, caer en coma o en el peor de los casos morir.
  • Blanqueadores. Estas soluciones de hipoclorito de sodio suelen implementarse como un desinfectante en instalaciones farmacéuticas, de bioprocesamiento y de dispositivos médicos. Normalmente, el blanqueador es administrado 1 taza a la vez en relación a 9 tazas de agua. Sin embargo, si la cantidad de blanqueador excede la relación estándar de blanqueador/agua, puede tener efectos detrimentales sobre ciertos metales como el acero e incluso puede causarle daño a superficies plásticas.
  • Ambientadores de Aire. Este producto corrosivo está hecho de químicos como el formaldehído y el fenol que pueden causar reacciones como: urticaria, convulsiones, colapsos circulatorios y la muerte por exposición a este producto. Estos ambientadores son utilizados en los autos de los carros para transmitir un aroma limpio y fresco y para neutralizar olores desagradables en el objeto.
  • Cera para Muebles. Altamente flamable y dañina para la piel, este producto es sumamente peligroso. Como químicos principales, está compuesto por fenol y nitrobenceno que ya de por sí son altamente tóxicos que y son fácilmente absorbidos por la piel.
  • Limpiadores Antibacteriales. El principal componente de la mayoría de estos productos  contiene triclosán. A pesar de que el triclosán es un agente diseñado para combatir bacterias y otros microorganismos peligrosos, existen varios estudios que comprueban que la exposición prolongada o la ingesta accidental de este químico puede causar resistencia microbiana, irritaciones cutáneas, alteraciones endocrinas, alteraciones metabólicas, y el desarrollo de tumores.
  • Bloqueador Solar. Al igual que los lavaplatos, estos productos son fabricados masivamente por diferentes empresas y contienen diversas composiciones químicas. Casi todos los bloqueadores solares tienen efectos detrimentales sobre el medio ambiente. Sin embargo, protectores solares a base de oxibenzona, palmitato de retinol, o vitamina A, contienen estrógenos sintéticos que pueden penetrar la piel y causarle daño al sistema hormonal de una persona.
  • Limpiador de Drenajes. Estos productos son altamente peligrosos si una persona llega a tener contacto físico con este o en el peor de los casos, por malos manejos lo ingiera. Químicamente contienen lejía, que al contacto con la piel puede resultar en quemaduras o fuertes irritaciones. Si es ingerido, el esófago y estomago pueden sufrir daños irreparables. Además de lejía, el limpiador de drenajes contiene ácido clorhídrico, un químico corrosivo para los ojos, la piel, y si es ingerido, puede tener efectos detrimentales en los riñones, hígado, y el tracto digestivo de una persona.