El sarcasmo es una frase irónica que se usa con el fin de tratar de humillar a otra persona. Normalmente, al sarcasmo se le conoce como un tipo de insulto con inteligencia, ya que en ocasiones es difícil de detectar porque pareciera que es una idea que se dice con total afirmación.

La palabra “sarcasmo” se generó del latín “sarcasmus”, que significa “mordiendo los labios”. El sarcasmo es entonces una burla en la que se sugiere exactamente lo contrario de lo que se está diciendo. Muchas veces se usa en situaciones en las que es evidente que lo que decimos es una ironía, por ejemplo: “Qué habilidoso eres”, cuando alguien comete una torpeza con las manos.

Es común que es los textos el sarcasmo se expresa entre signos de exclamación o interrogación.

Ejemplos de sarcasmo

  • ¡Me gusta cuando me prestas atención! (cuando alguien no te está escuchando)
  • ¡Qué inteligente eres! (cuando alguien se equivoca o comete una torpeza)
  • ¡Qué puntual tan increíble! (se lo dice una persona a otra cuando esta última llega tarde a una cita).
  • ¡Sigue comiendo así de lento, tengo todo el tiempo para esperarte! (cuando mamá se enoja por la lentitud de un hijo antes de ir al colegio y empleo)
  • ¡No te preocupes por mí, estoy bien aquí sin comer! (cuando un hijo que no sabe cocinar se queda todo el día solo en casa).
  • ¡Me siento muy bien con este resfriado! (cuando es evidente que la persona se siente mal y le preguntan cómo se siente).
  • ¡Uno a la vez, no es necesaria tanta ayuda! (cuando alguien no recibe ayuda y está rodeado de personas que podrían ayudarlo).
  • ¡Habla más fuerte, no te escuchan en Pekín! (cuando alguien está hablando demasiado alto).
  • ¡Llegaste tarde, qué novedad! (se le dice a alguien que siempre llega tarde)
  • ¡Este es el mejor pastel que he comido! (cuando es evidente que el pastel sabe muy mal).