Un terceto es una estrofa formada por tres versos endecasílabos (11 sílabas), o de arte mayor, que tienen rima consonante. Los versos riman de la siguiente manera: el primer verso con el tercero, y el segundo queda sin rima. Este tipo de estrofa tiene origen italiano. De los tercetos pueden surgir los sonetos.

Tipos de terceto

  • Terceto independiente. Un soneto en el que rima el primer verso con el tercero y el segundo queda sin ninguna rima.
  • Terceto encadenado. Es la unión de dos o más tercetos que tienen rima (ABA, BCB, CDC, DED…). La rima que está en el verso central se usará para la rima del siguiente. Otra de sus rimas es (ABC ABC…).

Ejemplos de tercetos

  • Ejemplo 1:

Mientras estáis allá con tierno celo,

de oro, de seda y púrpura cubriendo

el de vuestra alma vil terrestre velo

(Francisco de Aldana)

 

  • Ejemplo 2:

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas

Tigre y paloma sobre tu cintura

En duelo de mordiscos y azucenas.

(Federico García Lorca)

 

  • Ejemplo 3:

Yo quiero ser llorando el hortelano

de la tierra que ocupas y estercolas,

compañero del alma, tan temprano.

 

Alimentando lluvias, caracolas

y órganos mi dolor sin instrumento

a las desalentadas amapolas

 

daré tu corazón por alimento.

Tanto dolor se agrupa en mi costado,

que por doler me duele hasta el aliento.

(Miguel Hernández)

 

  • Ejemplo 4:

Ni la gracia del Rey ni cuánto puede

dar el imperio sumo de la tierra

a la imaginación que a todo excede

estimo como el pie con que floreces

estos dichosos campos, nueva Flora,

que, con pisallos, de oro los guarneces.

(Lope de Vega)

 

  • Ejemplo 5:

Avaro miserable es el que encierra,

la fecunda semilla en el granero,

cuando larga escasez llora la tierra.

(Ventura Ruiz de Aguilera)

 

  • Ejemplo 6:

No he de callar, por más que con el dedo,

ya tocando la boca o ya la frente,

silencio avises o amenaces miedo.

(Francisco de Quevedo)

 

  • Ejemplo 7:

Un manotazo duro, un golpe helado,

un hachazo invisible y homicida,

un empujón brutal te ha derribado.

 

No hay extensión más grande que mi herida,

lloro mi desventura y sus conjuntos

y siento más tu muerte que mi vida.

(Miguel Hernández)

 

  • Ejemplo 8:

Fabio, las esperanzas cortesanas

prisiones son do el ambicioso muere

y donde al más astuto nacen canas.

 

El que no las limare o las rompiere,

ni el nombre de varón ha merecido

ni subir al honor que pretendiere.

El ánimo plebeyo y abatido

Elija, en sus intentos temeroso,

Primero estar suspenso que caído;

 

Que el corazón entero y generoso

Al caso adverso inclinará la frente

Antes que la rodilla al poderoso.

(Andrés Fernández de Andrada)

 

  • Ejemplo 9:

–¡Luz, dadme luz! – clamé con infinito

afán, con el afán del moribundo

a quien mira su culpa de hito en hito.

 

Sin el vivo calor, sin el fecundo

rayo de la ilusión consoladora,

¿qué fuera de la vida y qué del mundo?

 

¡Lejos de mí las sombras que a deshora

llenan de espanto la conciencia humana!

Y al decir esto, penetró la aurora.

(Gaspar Núñez de Arce)

 

  • Ejemplo 10:

Coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado

cubra de nieve la hermosa cumbre.

 

Marchitará la rosa el viento helado,

todo lo mudará la edad ligera

por no hacer mudanza en su costumbre.