Las oraciones son expresiones que gozan de sentido y lógica dentro del idioma, que pueden ser suficientes para generar información acerca de una situación o describir algún objeto o persona.

Las oraciones tienen varias categorías según diversos factores, pero hay dos de ellas que las describen a nivel general: las oraciones simples y las oraciones compuestas.

¿Qué son las oraciones simples?

Las oraciones simples son aquellas que están conformadas por un sujeto, un verbo o perífrasis verbal y un predicado. Al contrario de las oraciones compuestas que tienen dos o más verbos y predicados. Estas oraciones tienen verbos que son conjugados en primera persona, cuyo sujeto puede estar explícito o elíptico (en omisión a nivel fonético), entre otras clasificaciones.

Estas oraciones tienen varios tipos:

  • Oraciones personales: con sujeto explícito (que aparece en la oración) y con sujeto elíptico (que no aparece en la oración).

Según la semántica, los sujetos en las oraciones personales pueden ser:

             Paciente: que es afectado por una acción derivada de un agente: Los niños fueron perseguidos por los perros. En ese caso el sujeto es “los niños”, la acción es “perseguidos” y el agente “los perros”. En algunos casos el agente está implícito.

             Agente: Es el sujeto que realiza la acción que describe o explica el verbo. En el caso anterior sería “los perros”.

            Causativo: Es el sujeto que tiene acción indirecta sobre el predicado: El presidente arregló el estadio de fútbol.

  • Oraciones impersonales: no tiene un sujeto porque el verbo no describe ninguna acción que sea ejecutada por un “protagonista”. Estas pueden ser:
  • Unipersonales o naturales: con verbos que describen el clima o cualquier tipo de situación o fenómeno natural.
  • Reflejas: en lugar de usar un sujeto, se usa un pronombre.
  • Gramaticalizadas: aquellas cuyos verbos son haber, ser, hacer.
  • Eventuales: se oculta el sujeto semántico y el verbo se conjuga en tercera persona del plural. Ejemplo: Corren por la plaza.

Otros tipos de oraciones simples son las oraciones pasivas, según la modalidad y según la naturaleza del predicado.

Ejemplos de oraciones simples

  • Cantan mucho.
  • Vamos de visita.
  • Ando con él.
  • Abrázame mucho.
  • Gata negra.
  • Carro nuevo.
  • Lloras por todo.
  • Cara feliz.
  • Carmen come rápido.
  • Perico verde.
  • Cinta negra.
  • Comienza la tarea.
  • Compra comida.
  • ¿Dijiste algo?
  • Pinta mucho.
  • Dientes blancos.
  • Sujeto desconocido.
  • Duele el amor.
  • Siento rico.
  • Duermes demasiado.
  • Duermo todo el día.
  • Duermen solas.
  • Explicas todo.
  • Él exige muchas cosas.
  • Los guardias lo detuvieron.
  • El auto de mamá se descompuso.
  • Tu carácter es difícil.
  • El té está caliente.
  • La casa está disponible.
  • El perro ladra fuerte.
  • Miguel comió hasta reventar.
  • El PC es muy costoso.
  • Estoy temeroso.
  • Estoy feliz.
  • Compras mucho.
  • Excelente día.
  • Gustavo es ingeniero.
  • Perro bravo.
  • Lucía es bella.
  • El bebé se durmió.
  • Plano vertical.
  • Alumno dedicado.
  • Palabras tontas.
  • Mi padre está en casa.
  • Mujer dedicada.
  • Julio se casó.
  • Ayer estuve solo.
  • Javier llora mucho.
  • Felipe es muy perezoso.
  • Cristina tiene un pájaro.