Desarrollo Humano

Cuando hablamos de desarrollo, hacemos referencia al proceso evolutivo del crecimiento del hombre, incluyendo en el desde su nacimiento  hasta su fallecimiento.

El desarrollo se divide en varias etapas y procesos característicos de cada uno. En este espacio te daremos la información que necesitas para saber las características esenciales del desarrollo humano.

Características del Desarrollo Humano

  1. Etapa prenatal:

Es la primera fase en el desarrollo del ser humano. Se trata del momento de la concepción y crecimiento en el vientre, mejor conocido como fase intrauterina.

Esta etapa transcurre desde su fecundación hasta el momento del parto.

Esta etapa a su vez cuenta con tres sub-etapas:

  1. Periodo zigoto, donde se realiza el proceso de fecundación del ovulo hasta la formación del huevo o zigoto.
  2. El periodo embrionario, transcurre 6 semanas después del primer periodo donde el embrión llega a seccionarse y a dar indicios de cómo será el sistema corporal y sus diferentes aparatos.
  3. Y por último, el periodo fetal, donde finalmente se estructura y define el embrión hasta el momento del parto.
  4. Etapa de la Infancia:

Se trata del proceso de crecimiento del ser, desde su salida del vientre materno hasta los 6 o 7 años aproximadamente.

Durante el desarrollo motor y físico, en sus inicios, él bebe presenta poco peso y tamaño, comparado con un joven o adulto, pero que son característicos de esta etapa.

En este proceso se desarrollan los primeros reflejos, comienza la succión del pecho materno, reacción ante los sonidos, entre otras cosas.

Posterior al proceso motor y físico, viene el proceso cognoscitivo  donde se desarrolla el lenguaje y la interacción con el medio ambiente.

Por último, en esta etapa el infante crea lazos afectivos, surge el placer y el deseo de socializar con el entorno.

  1. Etapa de la Niñez:

Es una etapa posterior a la infancia y anterior a la adolescencia.

Durante los 6 y 12 años, el infante comienza la interacción con el nuevo entorno llamado escuela donde crece su proceso cognitivo, social y afectivo.

  1. Etapa de la Adolescencia:

Esta etapa comprende el crecimiento entre los 12 y 20 años.

Durante este periodo se deja de ser un niño, aunque no cuenta con la suficiente madurez como para ser un adulto.

El cambio físico es visible y notorio en cuanto a talla y peso se refiere.

En este periodo las glándulas sexuales se desarrollan, generando en el individuo, cambios hormonales característicos de esta etapa de desarrollo.

  1. Etapa de la Juventud:

Durante esta etapa del desarrollo, el individuo se nota más sereno. Luego del torbellino de emociones y sensaciones que dejó la adolescencia, la juventud se torna más calma.

En este proceso, a pesar de no haber llegado aún a la adultez, el joven se acerca más al desarrollo y crecimiento interno.

En resumen, el individuo en esta etapa se encuentra más centrado y más maduro, capaz de ver la realidad de las cosas tal y como son.

  1. Etapa de la Adultez:

Durante este periodo, que se comprende entre los 25 y 60 años de edad, la persona llega a su pleno desarrollo biológico y psíquico.

Ya en este proceso, el individuo está más sereno y calmo permitiéndole afrontar la vida con mayor rendimiento en las actividades que se les presenta.

  1. Etapa de la Ancianidad:

Es la última etapa del desarrollo humano. Comienza a transcurrir a partir de los 60 años de edad.

Esta etapa de la vida se ve definida por el comportamiento y estilo de vida que tuvo la persona en las etapas anteriores.

La disminución de la fuerza física es notable ocasionando bajo rendimiento en las actividades tanto físicas como mentales.

La ancianidad para algunos es una victoria frente a la vida, ya que no muchos pueden tener el privilegio de llegar a esa etapa. Para otros, es sinónimo de sedentarismo y rutina.

La visión de esta etapa va a depender en gran manera de la forma y estilo de vida así como del crecimiento interno y espiritual que pueda tener el individuo.