Existe un tipo de fauna que recibe el nombre de edáfica. Esta categoría científica abarca a todos aquellos animales que pernoctan debajo de la tierra y que disfrutan en ese mundo subterráneo.

Son animales que a pesar de la evolución que ha habido en todos los órdenes, persisten en mantener su hogar debajo del suelo y no en la superficie terrestre. Es importante señalar, que en ese ecosistema subterráneo viven diversas clases de animales, partiendo de las especies microscópicas, bacterias y hongos hasta llegar a los animales reptiles, mamíferos e insectos.

La vida bajo tierra puede considerarse activa, cambiante y equilibrada. En razón a esto se paseará a describir algunas especies que prefieren vivir debajo de la tierra.

Animales que viven debajo de la tierra

  1. Topo: Los topos se consideran los animales más expertos en realizar excavaciones. No existe nada más efectivo que utilizar unos topos para crear largos túneles debajo de la tierra. Dentro de su estructura física, los topos tienen unos ojos muy pequeños que no concuerdan con su cuerpo, ya que ellos no necesitan tener mayor visibilidad porque viven en un ambiente oscuro, son unos animales rechonchos, con largas uñas, que residen generalmente en el continente Euroasiático y América del Norte.
  2. Babosas: El nombre de estos animales los identifica plenamente. Dentro de sus características destacan la constitución de su cuerpo incluyendo su consistencia y su color. Son unas especies resbaladizas y ensalivadas.  Las babosas terrestres son una especie de moluscos que carecen de concha, esto significa que tienen mucha similitud con el caracol. Son animales nocturnos y les gusta refugiarse en el subsuelo, esperando la época de lluvia.
  3. Murciélagos: El murciélago es un animal atípico dentro del grupo de los mamíferos, ya que son los únicos que pueden volar. Sin embargo, les encanta permanecer debajo de la tierra. Ellos sienten que es su zona de confort. Estos mamíferos pernoctan por todos los continentes exceptuando la Antártida. Los murciélagos toman como hábitat los medios subterráneos, así como cualquier lugar rocoso con aberturas. También, son animales que les gustan los espacios oscuros, callados y tenebrosos.
  4. Armadillo rosado: El armadillo rosado es un animal muy extraño, pero a su vez expresa una gran ternura. Es una especie de tamaño pequeño que miden aproximadamente unos 10 cm. Tiene tonalidades rosadas y mucha fragilidad, pero por paradoja tienen una gran fortaleza. Son activos noctámbulos pero tienen la capacidad de recorrer el mundo, ya que se desplazan con mucha agilidad. Es una especie que tiene como hábitat la región central de Argentina.
  5. Araña Camello: La araña camello es un insecto que tiene forma alargada y debe su nombre a que sus patas son semejantes a la patas de un camello. Posee 8 extremidades, donde cada una de ellas puede llegar a medir hasta 15 cm de longitud. La araña camello tiene fama de agresiva, acostumbra a picar, su veneno no es mortal pero la zona afectada produce un picor fastidioso. Son animales que tienen una gran velocidad llegando a ser grandes corredoras, pudiendo alcanzar hasta 15 km por hora. Les encanta estar debajo de las piedras y aprovechan cualquier agujero que encuentren. En cuanto a su hábitat pernoctan en zonas secas como desiertos, sabanas y estepas.
  6. Los escorpiones: Los escorpiones son conocidos como unos animales de mucho cuidado, ya que sus picadas pueden llegar a ser mortales. Su excéntrica belleza impacta a las personas. Sin embargo, no son nuevos en el globo terráqueo, ya que existen desde hace millones de años. El escorpión es una especie guerrera, que se adecua a cualquier hábitat. Están dispersos en casi todo el mundo, partiendo de la selva brasileña hasta llegar al Himalaya y dentro de sus características más resaltantes está el hecho de que puede enterrarse en la tierra helada o en la espesa hierba. Es importante resaltar, que algunas personas les gustan tener escorpiones como mascota. Quien tiene ese exótico gusto debe tener mucho cuidado al manipularlo. Son especies agresivas, que pueden llegar a causar grandes daños si se les da la oportunidad de hacerlo.
  7. Las hormigas: Las hormigas son animales que por excelencia les encanta vivir debajo de la tierra. Podría decirse que es el animal más experto en cuanto a arquitectura subterránea. Son muy talentosas dentro de su conformación, y a pesar de que son unos pequeños insectos dentro de los invertebrados, tienen la capacidad de fabricar ciudades completas debajo del subsuelo. Las hormigas son unos animales que pernoctan en todas partes, son grandes trabajadoras y protectoras de su especie y cuidan su hábitat con una diligencia impresionante, tanto así que parecieran un auténtico ejército. Cuando se habla de estos animales, se les dice que constituyen colonias con una gran disciplina y un gran sentido del orden en las actividades que realizan.

Insectos que viven debajo de la tierra

Dentro del sistema orgánico, la materia requiere descomponerse para generar el humus, que se traduce en tierra fértil. Para ello, se requiere de la existencia de micro y macro organismos que se encarguen de realizar esa descomposición.

Dentro de los microorganismos que viven debajo de la tierra están:

  1. Las baterías: estás se reproducen por división celular y su función es actuar directamente en la descomposición. Esto lo logran a través de la degradación de los compuestos del nitrógeno.
  2. Los hongos: dentro de ellos existen dos formas fundamentales que son los hongos filamentosos (mohos) y las levaduriformes. Miden unos 10 micrómetros y se reproducen por medio de esporas. Su función es generar la descomposición de los compuestos del carbono. En cuanto a los macro organismos dentro de la tierra, existe una diversidad de seres vivos que fertilizan y habitan la tierra. Entre ellos cabe mencionar.
  3. Oniscideas: se les conoce como las cochinillas de la humedad, debido a la fuerte degradación que producen en la tierra.
  4. Los ácaros: estos animales milimétricos pertenecen a la clase de los arácnidos. Algunos de ellos se alimentan de plantas como por ejemplo helechos, flores, tallos y musgo. También de líquenes y algunos microorganismos. Los ácaros tienden a vivir sobre los cultivos y son una plaga de cuidado, tales como la araña roja, que produce algunas modificaciones en cuanto a su biocontrol.
  5. Los lumbrícidos: son unos microorganismos entre los cuales se encuentran las lombrices, que son las mayores contribuyentes a la composición que procuran de la materia orgánica. Podría decirse que conforman una biomasa dentro del suelo. Son activadoras de los ciclos del carbono. Es un microrganismo voraz que puede llegar a consumir hasta un 90% de su propio peso.
  6. Los colémbolos: estos pertenecen al orden de los artrópodos y se dice que son los animales más numerosos en el globo terráqueo. Son grandes consumidores de desechos, esqueletos de animales, vegetales y algunos esqueletos de otras especies. Están en capacidad de fragmentar los residuos orgánicos.
  7. Las lavas de los insectos: algunos insectos tienen la costumbre de poner sus huevos en el compost. Entre este tipo de larvas se pueden mencionar: las larvas de dípteros (moscas y mosquitos), altamente reconocidas porque pernoctan casi todas las áreas. Las larvas de la cetonia, que son más grandes que las larvas de las moscas. Las larvas son muy dañinas, voraces y tienen la capacidad de fragmentar todos los residuos del compost.