Se define como activos corrientes al activo de una empresa el cual puede convertirse en dinero en un lapso menos de un año.

Los activos corrientes son los recursos necesarios para que una empresa pueda realizar sus actividades diarias. Por ser corrientes quiere decir que están en continuo movimiento todo el tiempo esto se debe a que puede venderse, utilizarse para pagar sin ningún tipo de dificultad. Como bien se sabe un activo es todo bien, propiedad que posee una empresa o una persona natural.

5 Ejemplos de Activos Corrientes

  1. La caja chica o la cuenta bancaria este es un activo que tienen una gran fluidez puesto que el dinero es líquido.
  2. Las cuentas por pagar estas se refieren a las cuentas que deben cancelar otras empresas o las personas naturales en un periodo que sea menos de un año.
  3. Inventarios esto hace referencia a la mercancía que tiene una empresa la cual se puede vender para convertirla en dinero líquido.
  4. Las inversiones son aquellas que se realizan a corto plazo para aumentar las ganancias de la empresa. Estas se deben saber hacer para poder obtener en poco tiempo más ganancias puesto que cuando se hacen inversiones y la mercancía tarda para salir puede ocasionar perdidas a la empresa. Antes de realizar cualquier tipo de inversión la empresa debe hacer un estudio de que factibilidad tiene la mercancía para ser vendida en poco tiempo.
  5. Los clientes estos son de gran importancia puesto que se refiere a las personas que tienen algún tipo de deuda con la empresa, por tal razón el dinero que deben siempre será un activo corriente ya que una empresa comercial nunca debe colocar una deuda a largo plazo lo mejor es hacerlo en un periodo menos de un año de esta forma no tendrá perdidas.