Autoestima

La autoestima es la valoración que tiene una persona sobre sí misma, generalmente positiva aunque también negativa lo que depende del punto de vista del que se hable. Es un conjunto de pensamientos y sentimientos que a su vez se basan en experiencias propias y que permiten desarrollar un amor propio indispensable para desenvolverse en diferentes aspectos de la vida.

El concepto de autoestima se utiliza mucho en el campo de la psicología; una persona con buena autoestima se acepta tanto físicamente como mentalmente, todo hace que se forme la personalidad aceptando las propias fortalezas y debilidades, virtudes y defectos.

Origen de la autoestima

Es sabido que la autoestima será mayor o menor dependiendo del entorno, la crianza y otros factores externos que pueden variar con el pasar del tiempo. Experiencias como relaciones interpersonales pueden hacer que una persona pueda tener una autoestima fuerte o débil.

Volviendo al tema de la psicología, se puede determinar que un factor que influye en problemas de conducta tienen mucho que ver con la autovaloración que tiene una persona y en ese aspecto especialistas en el tema coinciden en que es una de las funciones del organismo que intervienen directamente en la autoprotección y el desarrollo personal, esto es más que nada debido a que la autoestima incide mucho en la salud y la forma en que las personas desarrollan sus relaciones con otras y también en el desarrollo académico y profesional.

Tipos de autoestima

En términos amplios se puede hablar sobre dos tipos de autoestima, a saber:

  • la autoestima alta en la cual la persona tiene una gran confianza en sí misma, tiene una mayor probabilidad de tener éxito al momento de enfrentar diversas situaciones asumiendo riesgos y tareas no tanto por sus habilidades sino por el mismo hecho de sentirse capaz de poder hacerlas.
  • por otro lado la baja autoestima es aquella en la cual las personas pueden estar inseguras, son muy sensibles ante cualquier comentario negativo o crítica, tienen dificultades para hacer valerse ante los demás de una manera correcta lo cual puede afectar sus relaciones sociales y el propio desarrollo personal.

Ejemplos de autoestima

Ejemplos de autoestima

  1. Sentirse menos que los demás (baja autoestima)
  2. Sentirse incómodo consigo mismo (baja autoestima)
  3. Una persona que tiene una pareja que la maltrata, pero sigue con ella por miedo a quedarse sola (baja autoestima).
  4. Pensar que está bien que los demás pueden gritarle (baja autoestima)
  5. No opinar por temor a hacer sentir mal a los demás (baja autoestima)
  6. Evitar espacios donde pidan la opinión personal para no sentirse avergonzado (baja autoestima)
  7. Una persona de baja estatura pero con gran confianza, con éxito en el trabajo y con las personas del sexo opuesto (alta autoestima)
  8. Sentirse autosuficiente sin necesidad de alguien más para poder ser alguien en la vida (alta autoestima)
  9. No sentirse menos que nadie sin importar el lugar o la situación (alta autoestima)
  10. Pensar que si se puede lograr a pesar de las adversidades (alta autoestima)
  11. Luchar hasta conseguir lo que se desea (alta autoestima)
  12. Conseguir las mejores calificaciones para poder entrar a una buena universidad (alta autoestima)
  13. Aceptarse tal como se es a pesar de los estereotipos(alta autoestima)
  14. Vestir de acuerdo a tus propios gustos (alta autoestima)
  15. Hablar de los temas que te incomodan sin problema (alta autoestima)