Autonomía

La autonomía se define como un conjunto de características y capacidades que tiene una persona u entidades para tomar decisiones y afrontarlas por cuenta propia; es la capacidad de mantenerse sin depender de otras personas.

Cuando se habla a nivel personal este concepto se usa para señalar a alguien que ha dejado de estar bajo el sustento y control de los padres o tutores, siendo en la mayoría de las veces cuando se ha cumplido la mayoría de edad, aunque esto es relativo pues pueden pasar más años para que una persona pueda ser autónoma por completo lo cual depende entre otros factores de la sociedad y el estatus económico.

Ejemplos de autonomia

Ejemplos de autonomía

  1. Decidir de forma personal dejar de fumar
  2. Realizar un deporte en específico por gusto y cuenta propia
  3. Vestirse de la forma en la que mejor le parezca, sin pensar en el que dirán los demás.
  4. No hacer lo que los demás hacen por moda o imposición
  5. Salir de viaje y cubrir todos los gastos
  6. Estudiar una carrera por gusto y decisión propia
  7. Salir de un espacio donde no se siente a gusto consigo mismo o con los demás
  8. Escuchar un tipo determinado de música
  9. Seleccionar una ideología política en base a opiniones propias
  10. Tener una creencia religiosa personal sin necesidad de pertenecer a un grupo religioso determinado.

La persona que ha logrado tener autonomía puede solventar sus necesidades por cuenta propia como comida, techo, ropa, diversión y otras necesidades básicas para subsistir y desarrollarse siempre dentro del marco legal de la sociedad. Cuando se habla de entidades educativas, empresas u otras organizaciones, la autonomía se da cuando dicha entidad puede organizarse, planificar y mantener un gobierno con sus propios recursos, esto puede variar dependiendo de si se trata de una entidad educativa, institucional, empresaria o gubernamental.

Este concepto se puede aplicar también a los valores morales del ser humano. Puede aplicarse para personas que tienen la capacidad para diferenciar entre lo bueno y lo malo, saber qué acciones son correctas y también para determinar cuándo algo es injusto, en base a ello puede actuar de forma que no afecte a nadie con respecto a las decisiones que toma y a las cosas que hace. Es necesario recordar que los valores de una persona pueden ser diferentes dependiendo de su entorno social y económico.