Se define como castigo positivo al procedimiento que se usa para aplicar distintas técnicas con la cual se le hará entender a una persona que su manera de actuar está mal y por tal motivo tendrá que asumir sus consecuencias.

Este tipo de castigo positivo se debe de aplicar siempre que una persona tenga un estímulo desagradable, puesto que de esta forma puede mejorar y darse cuenta que su comportamiento no es el indicado.

5 Ejemplos de Castigo Positivo

  1. Cuando un niño chupa dedo y se aplica alguna sustancia de sabor desagradable en su dedo para evitar que lo siga haciendo. Cada vez que se meta el dedo en la boca recibirá un castigo positivo de manera de estímulo desagradable. El mensaje que se le transmite con esto es que deje de meterse el dedo a su boca ya que es desagradable.
  2. Cuando un alumno se porta mal dentro del aula de clase, se debe castigar sin dejarlo salir a la hora de recreo de esta manera su castigo positivo le hará entender que debe portarse bien para poder salir a divertirse en sus horas de descanso.
  3. Cuando un niño se niega a hacer sus actividades su mejor castigo es quitarle lo que más le guste hacer en su tiempo libre como mirar tv, jugar con sus amigos o andar bicicleta. Para que entienda que debe cumplir con sus tareas se le negara la diversión.
  4. Cuando se toca un perro y este reacciona de forma agresiva esto es un estímulo adversativo lo que hará que la próxima vez que mires al perro lo dejes tranquilo.
  5. Si un adolescente tiene un comportamiento agresivo el mejor castigo es prohibirle las visitas de sus amigos y quitarle su teléfono por el tiempo que sea necesario, se debe tener ocupado con más actividades dentro del hogar así entenderá que su comportamiento no es el adecuado.