Feedback

Se trata de un término proveniente del habla inglesa y se le conoce en el idioma castellano como retroalimentación. Generalmente hace referencia como un sinónimo de reacción, devolución o respuesta, frente a una opinión, crítica o evaluación brindada por un interlocutor.

Desde el punto de vista comunicativo, se define la retroalimentación como elemento importante en la evolución del proceso comunicativo alternando la información que se transmite entre el emisor y el receptor. La retroalimentación se puede dar en diversas áreas donde la comunicación lo permita.

Ejemplos de Feedback

  1. En un centro de trabajo se puede presentar cuando el jefe plantea a sus empleados los planes, proyectos y labores que se piensan realizar para el año próximo. En este sentido, se les puede permitir a los trabajadores que emitan su opinión y participen de forma activa en el proceso.
  2. Cuando existen inconvenientes en el centro de trabajo, los supervisores o el gerente puede organizar al grupo de trabajo con el fin de expresar lo que está sucediendo y de qué forma puede mejorar la situación. La idea es plantear ambos aspectos y lograr resultados positivos.
  3. Un grupo de estudiantes se reúne para evaluar un tema determinado con respecto a un trabajo de escuela que le fue enviado. En este caso, los alumnos se reúnen para plantear sus diversos puntos de vista, retroalimentarse y poder llegar a un consenso para realizar la actividad que les fue mandada.
  4. Una familia presenta inconvenientes con respecto a la elección de una casa nueva. En este caso, los miembros de la familia se reúnen para evaluar los aspectos positivos y negativos de la posible mudanza y determinan de esta forma, si pueden irse o quedarse.
  5. En el lanzamiento de un producto, las empresas generalmente, están muy atenta a la opinión de la clientela o usuarios. En este sentido, siempre buscan saber lo que opinan sus clientes con el fin de mejorar y reforzar los aspectos positivos de la misma.
  6. Cuando un empleado comete un error realizando sus labores en su puesto de trabajo. En este caso el empleador debe acercarse hasta el empleado, explicarle lo sucedido y entre ambos plantear las posibles soluciones que se le puedan dar al problema presente, ofreciendo alternativas de cambio y mejoras.
  7. Casos en los que un participante del grupo escolar no entrega un trabajo a tiempo. En este caso, el resto del grupo debe acercarse al afectado y preguntar lo sucedido y el porqué de la falta. En este sentido, se debe hacer énfasis en la importancia del trabajo, como afecta esto al resto del grupo, causar motivación en el con el fin de que lo sucedido no se vuelva a presentar.
  8. Cuando los empleados no están motivados en el centro de trabajo. Una de las mejores formas de saberlo es a través de la comunicación. Sentarse a hablar y pedir una explicación puede contribuir a la mejora del problema y consecuente solución, en lugar de quedarse atascado en la dificultad.
  9. Cuando un trabajador es grosero con otro trabajador. En algunos momentos, los trabajadores son víctimas de estrés y molestias de carácter laboral, es por ello que las reuniones siempre son importante. En este sentido, el encargado debe sentarse con los afectados y hablar con respecto al problema, plantear las posibles soluciones y evaluar los contras de la situación planteada y juntos llegar a una solución.
  10. Cuando se intenta realizar reuniones de retroalimentación, se debe siempre incluir a los afectados o miembros directos del grupo, ya que ellos darán paso a una retroalimentación optima y beneficiosa para todos, con el fin de evaluar y determinar lo que mejor convenga para todos.

Existen dos tipos de feedback, el positivo y el negativo.

  • Feedback positivo: cuando hablamos del feedback positivo, hacemos referencia al intercambio de información a través de la comunicación. En este sentido, se brinda una devolución tanto de opinión como de ideas que permiten contribuir con el mejoramiento del proceso comunicativo, aportando incluso posibles soluciones. En este sentido, podemos decir que la retroalimentación ha sido óptima y beneficiosa para los intervinientes en el proceso comunicativo.
  • Feedback negativo: este tipo de comunicación expresa rechazo hacia la opinión que ha expuesto el principal frente a los interlocutores o interlocutor. En este sentido, hacemos referencia a los comentarios negativos, críticas o desaprobaciones que no permiten avanzar en la comunicación.