El método científico es una serie de pasos seguidos por investigadores científicos para responder preguntas específicas sobre el mundo natural. Implica hacer observaciones, formular una hipótesis y realizar experimentos científicos.

La investigación científica comienza con una observación seguida por la formulación de una pregunta sobre lo que se ha observado.

Pasos del método científico

  1. Observación:

El primer paso del método científico consiste en hacer una observación sobre algo que le interese. Su observación puede ser sobre cualquier cosa, desde el movimiento de las plantas hasta el comportamiento animal, siempre y cuando sea algo sobre lo que realmente quiera saber más. Aquí es donde se le ocurre la idea para su proyecto científico.

  1. Pregunta:

Una vez que haya hecho su observación, debe formular una pregunta sobre lo que ha observado. Su pregunta debe indicar qué es lo que está intentando descubrir o lograr en su experimento.

Al formular su pregunta, debe ser lo más específico posible. Por ejemplo, si está haciendo un proyecto sobre plantas, es posible que desee saber cómo interactúan las plantas con los microbios. Su pregunta puede ser: ¿Algunas especies de las plantas inhiben el crecimiento bacteriano?

  1. Hipótesis:

La hipótesis es un componente clave del proceso científico. Una hipótesis es una idea que se sugiere como una explicación para un evento natural, una experiencia particular o una condición específica que se puede probar a través de una experimentación definible.

Indica el propósito de su experimento, las variables utilizadas y el resultado predicho de su experimento. Es importante tener en cuenta que una hipótesis debe ser verificable. Eso significa que debería poder probar su hipótesis a través de la experimentación.

Un ejemplo de una buena hipótesis es: si existe una relación entre escuchar música y ritmo cardíaco, entonces escuchar música hará que el ritmo cardíaco en reposo de una persona aumente o disminuya.

  1. Experimentar:

Una vez que haya desarrollado una hipótesis, debe diseñar y realizar un experimento que lo pruebe. Debe desarrollar un procedimiento que establezca claramente cómo planea llevar a cabo su experimento.

Es importante que incluya e identifique una variable controlada o una variable dependiente en su procedimiento. Los controles nos permiten probar una sola variable en un experimento porque no se modifican.

Luego podemos hacer observaciones y comparaciones entre nuestros controles y nuestras variables independientes (cosas que cambian en el experimento) para desarrollar una conclusión precisa.

  1. Resultados:

Los resultados son donde reportas lo que sucedió en el experimento. Eso incluye el detalle de todas las observaciones y datos realizados durante su experimento. A la mayoría de las personas les resulta más fácil visualizar los datos trazando o graficando la información.

  1. Conclusión:

El paso final del método científico es desarrollar una conclusión. Aquí es donde se analizan todos los resultados del experimento y se llega a una determinación sobre la hipótesis. ¿El experimento apoyó o rechazó tu hipótesis? Si tu hipótesis fue apoyada, genial. Si no, repita el experimento o piense en maneras de mejorar su procedimiento.

Ejemplo de método científico

  • Las frambuesas no crecieron bien este año.
  • ¿Por qué las frambuesas no crecieron bien este año?
  • Las frambuesas no crecieron bien porque no llovió mucho.
  • Las plantas de frambuesa se colocan en áreas moderadamente iluminadas y todas reciben la misma cantidad de luz cada día. Cada planta recibirá una cantidad diferente de agua. El tamaño de las bayas se registrará diariamente una vez que las plantas comiencen a producir bayas.
  • Las plantas de frambuesa que recibieron 1 taza de agua diariamente aumentaron a 1/2″ de diámetro y las que recibieron dos tazas de agua aumentaron a 3/4″ de diámetro.
  • Las plantas de frambuesa que reciben más agua son las que más crecen. Por lo tanto, se apoya la hipótesis de que las frambuesas de este año no recibieron suficiente lluvia.

 

Otro ejemplo de método científico

Vacuna de la viruela

El científico Edward Jenner vivió en Inglaterra durante el siglo XVII y XIX, cuando la viruela era una enfermedad mortal para las personas, asesinando a un 30% de los contagiados y dejando cicatrices en los supervivientes, u originándoles ceguera.

No obstante, la viruela en el ganado era leve y se podía contagiar de vaca a humano por las llagas ubicadas en las ubres de la vaca. Jenner descubrió que muchos trabajadores de las lecherías sostenían que si se habían contagiado de la viruela del ganado (que se curaba rápidamente) no se enfermarían de la viruela humana.

  • Observación: Creencia de la inmunidad obtenida a partir del contagio de la viruela del ganado. A partir de esta observación Jenner pasó al siguiente paso del método científico, sosteniendo la hipótesis de que esa creencia era cierta y elaborando los experimentos necesarios para comprobarla o refutarla.
  • Hipótesis: El contagio de la viruela del ganado da inmunidad a la viruela humana.
  • Experimento: Los experimentos que realizó Jenner no serían aceptados hoy en día, ya que fueron realizados en humanos. Aunque en ese momento no había otra forma de comprobar la hipótesis, de todas formas, experimentar con un niño hoy sería completamente inadmisible.

Jenner tomó material de la llaga de viruela de la mano de una lechera infectada y lo aplicó al brazo de un niño, hijo de su jardinero. El niño se enfermó durante varios días, pero luego se recuperó totalmente. Posteriormente Jenner tomó material de una llaga de viruela humana y la aplicó al brazo del mismo niño, observándose ningún contagio de la enfermedad. Luego de esta primera prueba, Jenner repitió el experimento con otros humanos y luego publicó sus descubrimientos.

  • Conclusiones: hipótesis confirmada. Por lo tanto, (método deductivo) infectar a una persona con viruela vacuna protege contra una infección de viruela humana. Posteriormente, la comunidad científica pudo repetir los experimentos de Jenner y obtuvieron los mismos resultados.

De esta manera se inventaron las primeras “vacunas”: aplicar una cepa más débil de un virus para inmunizar a la persona contra el virus más fuerte y dañino. Actualmente el mismo principio se utiliza para diversas enfermedades. El término “vacuna” proviene de esta primera forma de inmunización con un virus vacuno.