El tamizado se trata de un método utilizado para la separación de diferentes tipos de elementos. Suelen ser sustancias sólidas y que tienen un grosor y volumen distinto.

El término deriva del uso del tamiz el cual es una capa donde se mezclan ambas sustancias y ejerciendo presión en una forma correcta, las partículas más pequeñas pasarán por este tamiz. Es una red similar a un filtro donde las partes más gruesas quedarán atrapadas permitiendo de esta manera la separación.

El tamizado es una técnica usada en muchos procesos industriales y artesanales. En el tamiz, los orificios no suelen tener el mismo tamaño y el uso de dicha capa dependerá del tamaño de las partículas de las sustancias usadas cuando la mezcla es homogénea.

Los tamices pueden ser de plástico o metal; estas capas están formadas por una serie de hilos y filamentos ubicados a lo largo y ancho formando una especie de entramado. Generalmente se usan materiales como el nailon, el bronce, el acero y las formas pueden ser variadas como cuadrangulares, rectangulares o incluso redondos.

Ejemplos de tamizado

  1. El tamizado para agregar glas, canela y azúcar impalpable a diferentes postres.
  2. La harina en algunos casos de producción de pan sin levadura.
  3. La separación de materiales de construcción como la piedra y la arena.
  4. La separación de frijoles y lentejas usando un tamiz para quedarse solo con las lentejas.
  5. El tamizado de las bayas, hojas y ramas para la obtención de los granos de café.