Los escalofríos son episodios de temblores, palidez y sensación de frío que se producen de forma repentina. Se trata de una reacción fisiológica al estímulo del frío que se puede manifestar físicamente con la llamada “piel de gallina”, pero no siempre esto ocurre.

El cuerpo tiembla debido a las repentinas relajaciones y contracciones de los músculos que generan un calor metabólico causante de la sensación de temblor.

La piel de gallina no siempre tiene que ver con los escalofríos. A veces la piel toma esas características debido a un cólico, por pasar a un lugar frío o debido a una fuerte emoción.

Causas de los escalofríos

La aparición de los escalofríos puede obedecer a muchas causas. Es posible que sean uno de los síntomas de una enfermedad, o quizás la forma en que el cuerpo regule la temperatura cuando nos exponemos al frío o calor, por ejemplo, cuando tenemos fiebre.

Las personas que tienen malaria pueden experimentar estos temblores. También pueden aparecer en personas con trastornos del tiroides o hipotiroidismo.

Cualquiera que sea la causa, debemos entender que la palidez y los temblores no deben ser el epicentro de nuestra atención, sino qué hay detrás de ellos, pues, quizás tenga que ver con una enfermedad de la que todavía no sabemos que padecemos, o de algún trastorno que es fácil de controlar.

Función principal

Aunque puedan parecer algo negativo, la verdad es que estos temblores ocurren por una razón y es que el cuerpo se está “defendiendo” de alguna “agresión” o estímulo que no esperaba tener.

La función principal de los escalofríos es la de mantener o producir calor cuando la temperatura corporal ha bajado o cuando sube de los 36ºC o 37ºC, respectivamente. Es por eso que cuando tenemos fiebre muy alta sentimos que temblamos cada ciertos minutos.

Si los temblores se producen en momentos pocos favorables o incomodan demasiado, hay formas en que se pueden disminuir, lo mejor será consultar con un médico si esto es lo más apropiado, pues, al ser una reacción natural de nuestro organismo, quizás sea mejor conocer su causa real antes de automedicarse, aunque se trate de remedios naturales.

Ejemplos de escalofríos

Ya sabemos cómo se manifiestan los escalofríos, ahora echaremos un vistazo a las enfermedades, condiciones o trastornos que causan este tipo de temblores en el cuerpo.

  • Fiebre alta
  • Hipotiroidismo
  • Desnutrición
  • Anemia
  • Problemas digestivos
  • Hipoglucemia
  • Consumo incorrecto o inadecuado de fármacos
  • Diferentes infecciones, como la urinaria.