Las frases palíndromas se pueden considerar como oraciones “reversibles”, ya que es posible leerlas en cualquier sentido, tanto de izquierda a derecha como al revés, la magia está en que siempre mantendrán el mismo significado.

Esta idea adquiere sentido cuando revisamos el origen etimológico de la palabra palíndromo, proveniente del griego palin dromein que significa volver a ir hacia atrás.

Al leer la frase en sentido contrario, no se tienen en cuenta los espacios ni los signos ortográficos.

Es relevante diferenciar los palíndromos de los bifrontes, los cuales son palabras o frases que de igual forma se pueden leer indiferentemente del sentido, pero cuyas lecturas no coinciden.

Su significado será distinto según la dirección en la que se lean.

Uso de las frases

Este tipo de oraciones no suelen guardar mucho sentido la mayoría de las veces, ni ser demasiado útiles en la vida cotidiana.

Sin embargo, pueden resultar un medio literario creativo y original para diversas narraciones escritas, desde historias para jóvenes hasta sátiras, comedias, trabalenguas, e incluso poesía, que seguramente le sacarán una sonrisa al lector.

De esta misma manera, la construcción de frases palíndromas puede servir como pasatiempo educativo para niños y adultos.

Favoreciendo el desarrollo de la imaginación, así como de las habilidades del lenguaje, la ampliación del vocabulario, la atención, la memoria, la paciencia y la resolución de problemas.

Agudizando así las capacidades cognitivas de la persona.

¿Cómo hacer una frase palíndroma?

Construir una frase palíndroma es como jugar a armar un rompecabezas con las palabras, se debe ir articulando con sutileza y astucia, ya sea iniciando en el medio o en los extremos.

La idea es crear una suerte de imagen especular con base en los bifrontes, que serán nuestras piezas en este juego de vocablos.

Bifrontes los cimientos en las frases palíndromas

La manera más sencilla de crear un palíndromo es iniciar con un bifronte en cada extremo, y luego rellenar el centro hasta que adquiera sentido.

Algunos bifrontes para que comiences a idear tus propias frases palíndromas son:

  • Acude – educa
  • Adán – nada
  • Amar -rama
  • Robas – sabor
  • Odio – oído
  • Arroz – zorra
  • Azar – raza
  • Atar – rata
  • Isa – así

Una opción diferente puede ser simplemente agregar una “y” u “o” entre dos bifrontes, quedando una frase palíndroma corta y directa como “atrapa y aparta”.

Para la creación sencilla de una frase palíndroma debemos utilizar la expresión,”al revés, sé verla”  adicionar al inicio y al final un bifronte medianamente acorde con la oración.

Ya hemos visto las vías rápidas, pero todavía podemos poner más neuronas hacer sinapsis.

Un método alternativo es comenzar con los bifrontes en los extremos y agregar una palabra palíndroma en el medio; esta servirá como núcleo y punto de referencia para crear la imagen en espejo, ya que dividirá la frase en dos partes.

Iniciaremos con algo como esto: “Omar sacas ramo”.

Sabemos que aún no tiene mucho sentido, por eso debemos pensar en las palabras indicadas que se lo den, a fin de cumplir el objetivo y que se mantenga el principio de la frase palíndroma: que sea reversible.

Al final del proceso de creación de esta frase terminaríamos con una oración como “Omar, le sacas el ramo”. Una frase palíndroma (e imperativa) generada por nosotros paso a paso y sin mayor complicación.

Igualmente es posible agregarle niveles de dificultad, todo depende de tu imaginación y paciencia.

10 Ejemplos de frases palíndromas con palabras bifrontes

  1. Amad a la dama.
  2. Adán, somos nada.
  3. Lavan esa base naval.
  4. O meto, o temo.
  5. Amor a Roma.
  6. Más arroz a la zorra, Sam.
  7. Raro es ese orar.
  8. Ajos alojaba bajo la soja.
  9. Adán no calla con nada.
  10. Atar a la rata.

60 Ejemplos de frases palíndromas

  1. Seres, ¡somos seres!
  2. La tele letal.
  3. ¿Nadan o no nadan?
  4. Amigo, no gima.
  5. A mí me mima.
  6. Ana lleva al oso la avellana.
  7. Arriba la birra.
  8. Amar da drama.
  9. A ti no, bonita.
  10. Ana lava lana.
  11. Anula la Luna.
  12. Ateo poco poeta.
  13. Luz azul.
  14. No Mara, sometamos o matemos a Ramón.
  15. Se es o no se es.
  16. ¿Somos o no somos?
  17. La ruta nos aportó otro paso natural.
  18. ¿Y él? al reconocer la ley.
  19. Ojo rojo.
  20. Échele leche.
  21. Yo hago yoga hoy.
  22. Al revés, sé verla.
  23. Isaac no ronca así.
  24. ¿Narran o no narran?
  25. Ají traga la lagartija.
  26. Oirás orar a Rosario.
  27. Oso baboso.
  28. Así Ramona va, no Marisa.
  29. Oso loco, no coloso.
  30. O rey o joyero.
  31. ¿Acaso comí mocos acá?
  32. Anaïs repuso su persiana.
  33. Allí, ni cocina ni cocinilla.
  34. Edipo lo pide.
  35. Yo de lo mínimo le doy.
  36. Somos asomos.
  37. Salomé, me molas.
  38. No di eso, Poseidón.
  39. Aman a Panamá.
  40. Amo la pacífica paloma.
  41. Yo dono rosas, oro no doy.
  42. Ana la tacaña catalana.
  43. ¿Acaso hubo búhos acá?
  44. A la torre, derrótala.
  45. Ella te da detalle.
  46. Isaac, se pesca así.
  47. No subas, abusón.
  48. Oí lo de mamá, me dolió.
  49. ¡Rápido, di par!
  50. Saca tus butacas.
  51. Sara, a la rusa rasúrala al ras.
  52. Ligar es ser ágil.
  53. Yo de lo mínimo le doy.
  54. Así, María, raparás a Sara para ir a misa.
  55. Oso come cena, mas amanece mocoso.
  56. Alí tomo tila.
  57. Oír a Darío.
  58. ¡Ojo! Corre poco perro cojo.
  59. Sor Rebeca hace berros.
  60. Yo de todo te doy.
  61. Arde ya la yedra.
  62. Así le ama Elisa.
  63. No traces en ese cartón.