Un hematocrito es un análisis que mide la cantidad de glóbulos rojos existentes en la sangre. A este examen también se le conoce como “análisis de volumen corpuscular medio” y no se trata de un análisis demasiado complejo, pero sí importante.

Importancia del hematocrito

La sangre está compuesta de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, todos estos “navegan” en un líquido llamado plasma. Los glóbulos rojos, a través de la hemoglobina, son los encargados de llevar oxígeno a todos los órganos (desde los pulmones).

Si el análisis del hematocrito arroja números altos o bajos respecto a los niveles normales, puede señalar la existencia de una enfermedad, deshidratación u otras condiciones médicas.

Por qué hacerlo y qué enfermedades se pueden detectar

Cuando se cree que pueda existir un problema relacionado con la sangre, la mejor opción es realizar un examen de hematocrito para saber en qué niveles está nuestra proporción de glóbulos rojos. Gracias a los resultados se puede generar un diagnóstico y posterior tratamiento, si existe una enfermedad.

En los hombres, el nivel normal de glóbulos rojos debe estar entre 38,3 y 48.6 por ciento.

En las mujeres, el nivel normal de glóbulos rojos debe estar entre 35,5 y 44,9 por ciento.

Si el hematocrito es más bajo de lo normal puede señalar:

  • Poca presencia de glóbulos rojos sanos.
  • La existencia de una gran cantidad de glóbulos blancos tras sufrir una enfermedad de larga duración, una infección, leucemia o linfoma.
  • Deficiencia en el suministro de vitaminas o minerales.
  • Pérdida de sangre reciente o de larga duración.

Si el hematocrito es más alto de lo normal puede indicar:

  • Deshidratación.
  • Policitemia primaria: es un trastorno que justo hace que el organismo produzca demasiados glóbulos rojos.
  • Enfermedad pulmonar o cardíaca.

Este es un análisis sencillo que forma parte de un hemograma completo (estudio profundo del estado de la sangre) en el que el paciente solo debe permitir que se le tome una muestra de sangre a través de una vena en el brazo. No necesita estar en ayunas antes del procedimiento.

Ejemplos de hematocrito

Estas son las afecciones o enfermedades que un análisis de hematocrito puede ayudar a diagnosticar:

  • Anemia
  • Deficiencia de hierro, vitamina B-12 o folato
  • Enfermedades de los riñones como piedras, insuficiencia renal, quistes renales, etc.
  • Enfermedades de la médula ósea como leucemia, linfomas, síndrome mielodisplástico, etc.
  • Ciertos tipos de cáncer en la médula ósea, como los mencionados antes, cáncer de riñón o pulmonar.
  • Deshidratación en cualquiera de sus niveles. Esta puede ser una de las afecciones más rápidas de suprimir.
  • Enfermedades pulmonares como el asma, colapso de algún pulmón, EPOC, neumonía, inflamación de los bronquios, etc.
  • Enfermedades congénitas del corazón como anomalía de Ebstein, tronco arterial, atresia pulmonar, atresia tricúspide, etc.
  • Policitemia vera.