Una persona hereje es aquella que propone o defiende opiniones que van en contra de las ideas que se consideran absolutas e irrevocables en un determinado entorno social. Principalmente se utiliza en el ámbito religioso.

En el caso de la religión serán herejes los que desafíen creencias o reglas particulares de la iglesia a la que pertenecen. Estas personas pueden manifestar su inconformidad o realizar alguna crítica sobre cuestiones relacionadas a la religión de la que son practicantes.

Herejía, blasfemia y ateísmo: diferencias

Existen conceptos que se tienden a confundir ya que tienen algo en común: contrastan ideas. Sin embrago, es necesario aprender a diferenciar a una persona hereje, la que realiza blasfemias y las ateas.

Ateísmo: ausencia de creencias religiosas, especialmente de la existencia de las deidades. ​​​​

Blasfemia: injuria u ofensa contra Dios y temas sagrados para determinada religión.

Herejía: es una contraposición a una o varias ideas implantadas por una doctrina religiosa. Las herejías más extremas pueden ser negar o poner en duda la Palabra de Dios.

Como verás, los herejes se diferencian de los practicantes de los otros dos conceptos en:

  • Cree en Dios y son parte de una iglesia (al contrario de los ateos y posiblemente del individuo que diga una blasfemia)
  • No pretende abandonar la iglesia o la religión sino dar a entender que algo está mal y que debería mejorar.
  • El hereje no necesariamente hará una crítica cuyo contenido que ofenda a la iglesia, aunque es posible que algunos miembros consideren la crítica en sí como una ofensa, al punto de poder excomulgarlos.

Ejemplos de hereje

  • Martín Lutero: profesaba la idea de que no saber leer ni escribir podría salvarnos, por tanto, leer las santas escrituras no era necesario. La Iglesia lo excomulgó.
  • Galileo Galilei: sus teorías científicas hicieron que la hegemonía de la Iglesia Católica se viera vulnerada y por tanto lo excomulgaron.
  • Teódoto el Curtidor: fue el principal defensor del adopcionismo, un tipo de herejía que propone a Jesús como un ser humano que fue adoptado por Dios y por ello elevado a “Ser Divino”. Niegan que Jesús es un verdadero hijo de Dios y la Virgen María.
  • Isaac Newton: fue acusado por el filósofo Gottfried Leibniz de hereje tras describir el Universo como “el sensorio de Dios”, que sugería que Dios es el universo y tiempo. El científico siempre fue considerado hereje.
  • Ignacio Semmelweis: fue contrario a ciertas ideas dentro de la medicina. Él introdujo la necesidad de lavarse las manos profundamente para evitar el traslado de microbios de un cadáver a un paciente, pero casi nadie tomó en cuenta sus ideas. Se obsesionó y fue a parar a un manicomio. No fue si no hasta que otros médicos hablaron sobre el tema.