La hipérbole es un recurso literario del tipo estilístico que consiste en expresar de forma exagerada o disminuida, cantidades, características, costumbres, hechos, sentimientos, lugares, cualidades, entre otras, en cualquier tipo de texto.

Características

Este recurso retórico se utiliza con mayor frecuencia en la poesía y guiones de obras de teatro. El objetivo del uso de esta figura es darle mayor fuerza o énfasis a la expresión, también se utiliza como elemento humorístico, sarcástico o irónico.

Una hipérbole puede ir más allá de lo real, desde situaciones cotidianas imposibles de creer hasta historias que trascienden de la realidad, es decir, del género ficción. Es por eso que es fácil encontrarlas en cuentos o novelas pertenecientes a ese género.

También es una hipérbole decir: “Te esperé durante mil horas fuera de tu oficina”, por lo que seguramente todos alguna vez hemos recurrido a este recurso cuando hablamos en sentido figurado.

Ejemplos cotidianos de hipérbole

Los siguientes son expresiones comunes que contienen hipérboles. Algunas aplican según el contexto en que se dicen, por ejemplo: “Tienes un enorme agujero en el pantalón”, quizás sí existe el agujero, pero no es tan grande como se afirma.

  • Te llamé mil veces hasta que me cansé.
  • Tengo tanta, pero tanta hambre, que me comería un elefante.
  • Eres la mejor novia que existe en el planeta.
  • Es el bebé más hermoso del universo.
  • Te amo hasta el infinito y más allá.
  • Me reí como por 100 horas con ese chiste.
  • Había 100 millones de personas en la fila para pagar.
  • Todo el mundo estaba en el concierto.
  • Dormí todo el día.
  • Ya he repetido este ejercicio de matemáticas un millón de veces.
  • – ¿Llueve? – Sí, está cayendo un diluvio.
  • Esta bolsa pesa una tonelada.
  • Estoy tan gorda como una vaca.
  • Me muero del hambre.
  • Te morirás de risa con lo que te contaré.
  • Devoré el libro en un día.
  • Caí como una piedra.
  • Tiene un despecho eterno.
  • Soy la mujer más feliz del mundo.
  • No hay espacio para ti y para mí en este mundo.
  • Tienes un humor gigantesco.
  • Se comió toda la despensa.
  • Morí del susto cuando entró sin tocar la puerta.
  • Todo el mundo conoce a ese cantante menos tú.
  • New York es la ciudad que nunca duerme.
  • La explosión hizo romper todos los vidrios de la ciudad.
  • Todo el mundo vio lo ocurrido.
  • Hoy me has dicho mil veces lo mismo.
  • Ya he llamado 80 veces el ascensor.
  • Me dio un infarto de solo escucharlo.
  • Jamás me enamoraré de nuevo.