Concepto de Homínidos

La noción de homínidos está relacionada con la evolución del ser humano. El termino es utilizado para señalar al ejemplar que forma parte del orden de los primates superiores, que tienen al ser humano (homo sapiens) como la única especie que existe.

El término puede entenderse de diferentes formas. Es posible considerar que los homínidos u homínidas componen la tribu de primates que se distingue por caminar en dos patas y en forma vertical. En este caso, la única especie que subsiste es el homo sapiens. Por otra parte los homínidos como tribus de primates surgieron  hace unos seis millones de años; un millón de años más atrás, o sea, hasta siete millones de años, habría existido un eslabón común entre chimpancé y las personas.

Es posible considerar a los homínidos como la familia de los primates hominoideos que abarca tanto al ser humano como a sus parientes más cercanos: los chimpancés, los bonobos, los gorilas y los orangutanes. La familia hominidae, por lo tanto, está formada por los integrantes de géneros como homo, paranthropus y Austrapolithecus, entre otros. Esto da a entender que ya muchos homínidos se han extinguido.

Principales características de los homínidos

Este género se caracteriza por haber surgido en África aproximadamente hace seis millones de años, presentando la peculiaridad de haber evolucionado de tal forma que tenían la capacidad de mantenerse erguidos y desplazarse de forma bípeda (si bien los primeros antepasados lo hacían sin dificultad).

Dicho bipedismo está relacionado a la presencia de cambios en la osamenta e incluso en la fisionomía del cuerpo humano, reflejando variaciones en las extremidades inferiores, la pelvis (que debe fortalecerse y ampliarse para poder soportar el peso) e incluso la forma de la columna vertebral.

La cara y los dientes de igual forma han sido sufriendo ciertos cambios, perdiendo y modificándose piezas dentales a la par que ha ido cambiando la alimentación y aplanándose el rostro.

Otras de las principales características de los homínidos es el constante aumento del volumen del cerebro, siendo proporcionalmente mucho mayor comparado con el de los demás simios en relación a su envergadura. Esta evolución ha permitido un mayor desarrollo cognitivo y el surgimiento de la capacidad de socialización y entendimiento cada vez más notorio que nos ha permitido diseñar y utilizar herramientas o crear artes.

Nueva clasificación

En la actualidad la raza humana, se ha incluido en la categoría de homínidos a los chimpancés, los gorilas, los orangutanes y los bonobos. No obstante, de acuerdo a sus diferencias, los miembros de este grupo de clasifican en cuatro géneros diferentes:

  • Homo: la raza humana.
  • Gorrilla: los gorilas.
  • Pongo: los orangutanes.
  • Pan: chimpancés y bonobos.

Esta nueva clasificación provoco cambios en la taxonomía de la evolución de los primates. Como consecuencias se acuñó el término homininosu hominima (en latín). Este señala exclusivamente a los géneros homo y pan.

Cabe resaltar que debido a que esta modificación es relativamente nueva, todavía son muchas fuentes bibliográficas que utilizan los términos tradicionales. Esto obliga al lector a estar atento al punto de referencia del que parte el investigador.

Ejemplo de algunas de las principales especies más conocidas

El ser humano actual es el único superviviente del género homo, habiéndose extinguido el resto de las especies que nos ha precedido a lo largo de la historia. Es importante tomar en cuenta que las especies que vamos a mencionar, hasta hace poco considerábamos homínidos pero que ahora forman parte de los homininos.

Aunque aún existen más  especies, e incluso se tiene la idea que pudieron existir otros antepasados que aún no conocemos, a continuación  mencionaremos algunas de las más reconocidas.

  • Ardipithecus ramidus: es uno de los más antiguos de nuestros antepasados bípedos que se conocen, con lo que su descubrimiento es de suma importancia. Su representante más conocido se llama Ardi, del cual se han recuperado gran parte de sus restos.
  • Australopithecus anamensis: una de la especies de autralopithecus más famosas y de las que se conservan pocos restos, se trata de homínido con cualidades muy semejantes a las de los simios.
  • Australopithecus afarensis: este tipo de australopithecus es posiblemente el más famoso, siendo la archiconocida Lucy miembro de esta especie. A pesar de ser bípedos, la forma de las manos y los pies deja claro que aún estaban adaptados a la vida arborícola.
  • Homo habilis: es el primer representante del género homo, el homo habilis se distingue por la presencia de cráneos más redondeados aunque aún con cierto prognatismo. Su capacidad craneal era de alrededor de 600 cm cúbicos.
  • Homo erectus: se caracteriza por la presencia de huesos más gruesos y capacidad craneal superior a la de nuestros antepasados (con un volumen de entre 800 y 1000 cm cúbicos), su pelvis tiene una gran semejanza a la del ser humano actual.