¿Qué es obstetricia?

La obstetricia o también llamada ginecología, es una rama y especialidad de la medicina que se encarga del estudio y análisis del aparato reproductor femenino. Quien ejerce esta profesión, se centra principalmente en el cuidado y chequeo de embarazos. Vela por el buen desarrollo del feto, del mismo modo que monitorea y orienta a la madre en los cuidados prenatales y postnatales. Además, es este especialista llamado obstetra, quien recibe el bebé durante el parto. En algunas culturas se le llama también como matrón o matrona.

En este sentido, el o la obstetra, también tiene el deber de preparar a la madre en todos los aspectos para la llegada del bebé. Esto involucra e incluye instrucción psicológica y física, se describe la responsabilidad familiar y el cómo sucederá el parto. Del mismo modo, el obstetra habla acerca de la planificación familiar y cómo cuidarse para evitar un embarazo en caso de no quererlo. Esta especialidad también abarca problemas hormonales o problema de esterilidad o concepción, establece diagnóstico y tratamiento para ambos.

Funciones de un obstetra

  • Monitoreo y control constante del proceso y desarrollo del feto durante el embarazo, por lo general, cada mes.
  • Emplea cuidados y medidas para garantizar un parto exitoso en el que tanto la madre como el bebé se encuentre sanos.
  • Evalúa y analiza posibles complicaciones o enfermedades que se pueden presentar durante la gestación del feto, estas, pueden afectar tanto a la madre como al bebé.
  • En caso de que se presenten riesgos o enfermedades el obstetra está en la capacidad de enfrentar y tratar la dificultad.
  • Receta medicamentos que contribuyen a un mejor desarrollo del feto, además, de mejor su salud y la de la madre.
  • Apoya y trabaja junto a los padres en la planificación familiar y en tratamientos de concepción de ser requeridos.

Obstetricia y ginecología

La obstetricia y ginecología son dos especialidades que se vinculan en gran manera, en ocasiones, se observa que un mismo médico emplea ambas. No obstante, la función, el objetivo y finalidad de ambas es distinta, tratan aspectos particulares en la mujer y su sistema reproductor. Coinciden únicamente en la labor de garantizar la salud reproductiva de la mujer y en presentar programas de planificación familiar.

Ahora bien, mientras que la obstetricia se encarga de cuidados prenatales y postnatales del feto y la madre, la ginecología abarca otro espacio. Es decir, se centra principalmente en la salud del útero, de los ovarios y la vagina. Trata aspectos asociados a la menstruación, la anticoncepción, la menopausia y enfermedades de transmisión sexual. El especialista en ginecología o también llamado ginecólogo, tiene la capacidad de diagnosticar y tratar cualquier problema de los órganos sexuales de la mujer.

Ejemplos de subespecialidades en la obstetricia

  • Materno-fetal, se centra en el monitoreo de embarazos de alto riesgo.
  • Endocrinología reproductiva, su función es emplear tratamientos para la infertilidad.
  • Planificación familiar, su función es enseñar los tipos de métodos anticonceptivos y el cómo interrumpir un embarazo.
  • Oncología ginecológica, esta subespecialidad diagnóstica y trata enfermedades como el cáncer en los órganos reproductivos.