¿Qué es el Planeta tierra?

El planeta tierra se posiciona en el 3er lugar de nuestro sistema solar, en órbita alrededor del sol entre venus y marte, eso es, a 149.600.000 km del astro rey. Es la categoría de los sistemas terrestres es el más grande y el más denso y el quinto en tamaño de los ochos existentes. A demás, es el único planeta en el sistema capaz de albergar vida orgánica tal y como la conocemos.

Su nombre proviene de la antigua mitología romana, terra: encarnación, de una diosa primigenia a quien se relacionaba con la femineidad, la fecundidad y el nacimiento de la mayoría de las cosas. Se vincula con la maternidad en varias culturas, tales como la pachamanca de los incas o la madre tierra occidental.

La tierra posee un único satélite natural al que denominamos luna, en órbita a tan solo 384.000 km de distancia de la superficie. Nuestro satélite natural es el cuarto más grande del sistema solar y mide la cuarta parte de la tierra

Nacimiento y formación de la tierra

El origen de la tierra, al igual que los otros planetas del sistema solar está en la nebulosa solar, un disco de materia remanente de la constitución del mismo sol. Se estima que hace 4550 millones de años ya existía la tierra, luego de un periodo de enfriamiento y composición de aproximadamente unos 10 a 20 millones de años, como resultado se crearon las capas exteriores del sistema terrestre y de la luna, debido al impacto entre un cuerpo aproximadamente del tamaño de marte con la tierra hace unos 4530 millones de años.

Seguido de esto se originó una paulatina desgasificación de la corteza del planeta, que unió a la incipiente actividad volcánica, dando origen a los procesos químicos que darían como resultado la superficie terrestre. De igual manera, la aparición del agua de los océanos, preludio la vida, esto gracias a la introducción de hielo y agua líquida en cometas, protoplanetas y asteroides que chocaron con la joven tierra.

Movimientos de la tierra

La tierra lleva a cabo distintos movimientos: rotación, traslación y oblicuidad.

  • Rotación: la tierra gira en torno a su eje, únicamente en dirección oeste Este, y demora 23 horas, 56 minutos y 4 segundos en contemplar un giro. Este movimiento es de suma importancia ya que permite se de el día y la noche, alternando entre la cara expuesta y oculta del sol.
  • Traslación: la órbita terrestre alrededor del sol posee un perímetro de 930 millones de kilómetros, viajando a una velocidad de 108.000 kilómetros por hora. Es decir, una vuelta orbital completa se lleva a cabo cada 350 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos. Dicho periodo es lo que catalogamos comúnmente como año.
  • Oblicuidad: la tierra tiene una inclinación en el plano de su elíptica de un poco más de 23, y gracias a esto se dan las estaciones del año, pues básicamente acerca y aleja ciertas latitudes planetarias del sol. Este movimiento va disminuyendo a razón de 0,47” por año.

Atmósfera de la tierra

Las bolas de gases que envuelve a la superficie terrestre, presa de su fuerza de gravedad, se cataloga como la atmósfera. Esta constituido de un 78% de nitrógeno, en 21% de oxígeno, y el restante de gases nobles y se esparce desde la superficie terrestre hasta unos 11km de altura (en el 75% de su contenido). Aunque, no hay límites definidos de la atmósfera, ya que empieza en algún momento a desvanecerse en el espacio. Es importante señalar que gracias a la cantidad de oxígeno que existe en la tierra, es posible la vida en el planeta.

Los fenómenos climáticos se deben a la naturaleza atmosférica y a la redistribución de la energía térmica, así como también la aparición de la capa de ozono, la cual es sumamente importante e indispensable para la preservación de la vida protegiéndola del impacto directo de la radiación UV  del sol.