La palabra proactivo hace referencia a la persona que tiene un comportamiento de proactividad.

Ser proactivo significa tener la capacidad de tomar la iniciativa para la resolución de problemas o para simplemente realizar cualquier actividad, sobre todo si es del tipo organizacional. Los proactivos se anticipan a las situaciones para tomar el control de ellas.

Para que una persona pueda ser catalogada de proactiva no necesariamente debe intentar hacer más de lo que debe. Solo debe ser capaz de llevar a cabo sus tareas sin que sea necesario pedírselo, bien sea en su puesto de trabajo o bajo cualquier rol de su vida.

Características

La persona proactiva generalmente se anticipa a las necesidades del momento. Es alguien que no espera que otro le haga una solicitud; toma la iniciativa para evitar que eso ocurra y ser lo más eficiente posible.

Si un individuo tiene un comportamiento proactivo significa que no se conforma con esperar que las cosas sucedan para saber cómo reaccionar. Esta persona prefiere manejar la situación como mejor le parezca, en pro de su cumplimiento o para evitarla, según sea el caso.

Es característicos de estas personas el tomar decisiones más acertadas y laborar incansablemente para lograr los objetivos propuestos.

La importancia de ser proactivo

Tener la habilidad de adelantarse para tomar iniciativas puede provocar que seas mejor en tu trabajo. Podrías ser tomado en cuenta para gestionar tareas mayores, quizás en un puesto superior.

La proactividad en el hogar también es muy importante, porque evita caer en problemas que reduzcan la armonía familiar o funciona como impulso para realizar actividades positivas: viajar, crear un negocio familiar, iniciar un proyecto de remodelación de la casa, etc.

Por otro lado, los que decidan iniciar un negocio de organización de eventos, sin importar su oficio o profesión, deberán tener esta cualidad, por lo que, si algún día decides emprender un negocio propio, y eres proactivo, ya tienes un buen terreno ganado.

Otras cualidades relacionadas

La proactividad supone un conjunto de cualidades y comportamientos, generalmente positivos, que generan un perfil característico, algunos de ellos pueden ser:

  • Son personas con confianza en sí mismas.
  • Conocen sus límites.
  • Son comunicativos.
  • Les gusta ayudar a los demás.
  • Sienten la necesidad de tomar las riendas de casi cualquier situación.
  • No les temen a los cambios.
  • Se niegan a experimentar problemas.
  • Generalmente gozan de buena paciencia.
  • Hacen lo posible por que sus objetivos sean cumplidos, por lo tanto, lo intentan de muchas maneras hasta que suceda.

Ejemplos de proactivo

  • Tomar la iniciativa para realizar una fiesta de despedida a un compañero de trabajo y además organizar gran parte de la celebración.
  • Cuando un jefe pide a su empleado que realice determinada tarea, y éste, al detectar que será necesario hacerlo de otra manera o añadiendo otras tareas para cumplir el objetivo más rápido o mejor, lo hará sin pensar que está haciendo algo que nadie le pidió.
  • Los organizadores de bodas. Personas que deben lograr que todas las expectativas de los novios se cumplan, aunque supongan muchos detalles.