¿Qué es la serotonina?

Es una hormona localizada en el cerebro, los tubos digestivos, las plaquetas y la glándula pineal. Funciona tanto como neurotransmisor (sustancia usada por los nervios con el fin de enviarse mensajes entre sí) y como vasoconstrictor (sustancia que ocasiona que los vasos sanguíneos se estrechen. De acuerdo a esto se considera que la falta de serotonina al cerebro puede ser causante de depresión. También recibe el nombre de 5-hidroxitriptamina.

Cuando un neurotransmisor está presente en un grupo amino relacionado, a través de una cadena de par de carbonos, de un anillo aromático, se le designa neurotransmisor monoamina. Por su parte el grupo amino, es de carácter funcional y de deriva del amoniaco o también de uno de sus derivados del grupo alquilo debido a la pérdida de uno de los átomos de hidrógenos.

Finalidad e importancia en el organismo

En otro orden de ideas podemos decir que la serotonina es una biomolecula que actúa como neurotransmisor ya que envía información entre neuronas. En las personas, la serotonina es sintetizada en neuronas del sistema nervioso central o en células del tracto digestivo. Esta biomolecula lleva a cabo una función relevante en el caso de la inhibición y la regulación del sueño, el deseo sexual, el apetito, la ira y la temperatura del cuerpo.

Esto significa que diferentes estados anímicos propios del ser humano, tales como la angustia, la ansiedad o el miedo, están relacionados a los niveles de serotoninas presentes en el cuerpo.

La depresión y la serotonina

La depresión es uno de los males que puede estar muy relacionado con los niveles de serotonina, sin embargo los científicos no podido establecer con exactitud sin un déficit de esta última que la origina o si, por el contrario, es la misma depresión que ocasiona dicha disminución. Una de las teorías existentes es que este trastorno se produce debido al desequilibrio de tipo hormonal.

A pesar de la falta de exactitud con respecto a la serotonina y la depresión, se considera que ciertos medicamentos, tales como inhibidores selectivos de la recaptacion de serotonina, actúan como tratamiento para aliviar los síntomas comunes relacionados a la depresión. Uno de los fármacos comúnmente usado que cumple con las mismas funciones es el prozac.

Un dato curioso; se entiende que los niveles de serotonina en la sangre pueden variar; cuando cae el atardecer, aumentan y se estabilizan hasta el comienzo del día siguiente. A parte, los hombres producen un 50% más alto en comparación con las mujeres, esto explica que posean una sensibilidad elevada a los cambios de este neurotransmisor en la sangre, y el cual parece estar íntimamente relacionado con la depresión postparto y el síndrome premenstrual, en el caso de que los niveles estén bajos.