El sistema reproductor femenino es el encargado, junto al aparato reproductor masculino, de procrear un nuevo ser, y además alimentarlo en sus primeros meses de nacido mediante la leche materna.

Parte importante de este sistema es permitir el detallado desarrollo de un individuo durante nueve o poco menos, hasta esperar el momento ideal para nacer.

Es posible que los partos sean múltiples, por lo que el cuerpo de la mujer está preparado para muchas situaciones relacionadas con la reproducción.

Componentes y funcionamiento del aparato reproductor en las mujeres

A diferencia de otros sistemas, este está compuesto por órganos externos (genitales), además de los internos. En algunas fuentes se incluye las mamas como parte del sistema reproductor, aunque ciertamente no intervienen de manera directa, solo para manifestar ciertos síntomas del ciclo menstrual, embarazo y otros estados.

Otros órganos que no son mencionados a menudo, pero que tienen participación en la reproducción son el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales.

El hipotálamo controla y regula las reacciones que se generan entre los órganos genitales, hipófisis y las glándulas suprarrenales. La función principal de las glándulas es liberar las hormonas necesarias para llevar a cabo los procesos químicos en ovarios, como la secreción de estrógeno, progesterona y cierta cantidad de andrógeno (hormonas masculinas). Posterior al parto, la hipófisis recibe la señal del hipotálamo de segregar prolactina, la hormona que da lugar a la producción de leche.

Es necesario un gameto masculino:

Como en el proceso de reproducción humana deben participar tanto órganos masculinos como femeninos, no basta con la producción de óvulos en la mujer, de hecho, eso sucede todos los meses; simplemente no se convierten en un embrión porque no son fecundados.

Para que el proceso inicie, será necesario un gameto masculino, es decir, un espermatozoide y un óvulo, que sería el gameto femenino. Cuando ambos gametos se fusionan, el óvulo comienza su viaje hasta cierta ubicación del útero donde comenzará a subdividirse y generar sus procesos internos hasta la formación del feto.

Concretamente, las partes de este sistema en la mujer son:

  • Cuello uterino
  • Ovario
  • Senos
  • Útero
  • Vagina
  • Hipotálamo,
  • Hipófisis
  • Glándulas suprarrenales.

Ejemplos de procesos en el sistema reproductor femenino

  • Ovulación durante el ciclo fértil.
  • Menstruación o período.
  • Permite el coito o relación sexual.
  • Dar a luz a través de intervención quirúrgica o el parto natural (vagina).
  • Alimentar al bebé a través de las mamas y su constante producción de leche durante cierto período del post parto.

También se pueden presentar enfermedades o trastornos:

  • Quistes en ovarios.
  • Cáncer de mama o de útero.
  • Prolapso del útero.
  • Candidiasis vaginal.