Se conoce como xenofobia al rechazo que experimentan algunos extranjeros en las ciudades donde ahora viven o en aquellas que visitan como turistas.

A lo largo de la historia, las diásporas o migraciones masivas han sido parte de algunas comunidades que, tras sufrir algunos problemas, deciden salir de su región o país en busca de mejoras, o incluso, para poder sobrevivir.

Algunas personas no aceptan la llegada de extranjeros a sus países o ciudades, y, por tanto, les manifiestan su desprecio, a veces sin ningún tipo de limitación.

La xenofobia data desde hace muchos siglos atrás con antiguas migraciones, pero las manifestaciones más mediática son las llevadas a cabo en la Alemania nazi, cuando miles de judíos fueron humillados y asesinados.

¿En qué consiste?

La persona xenófoba no concibe la idea de que un extranjero esté gozando de los mismos recursos y beneficios que él. Es por esto que, de alguna manera, hace notar la presencia de un extranjero con insultos y otro tipo de agresiones. Su objetivo es hacer que el foráneo desee marcharse del país en cuestión.

Tal y como si se tratara de miedo a las arañas, la xenofobia es considerada otra fobia de la que muchos sufren, por tanto, es una condición que puede tratarse a nivel psicológico, ya que las consecuencias para la víctima pueden ir desde el maltrato, agresión física y verbal hasta el asesinato de extranjeros, solo por pertenecer a una raza o cultura diferente a la del xenófobo.

Aunque se disfrace de nacionalismo, la xenofobia podría obedecer más bien al racismo, discriminación y falta de empatía.

Un individuo xenófobo no concibe la idea de que un extranjero esté gozando de los mismos recursos y beneficios que él.

Ejemplos de Xenofobia

  • Burlarse de una persona por su aspecto físico, siendo rasgos característicos de una etnia o raza en particular.
  • No permitir la entrada de extranjeros a un lugar.
  • No otorgar puestos de trabajos a personas con nacionalidad diferente.
  • Insultar a alguien solo por escuchar su forma diferente de hablar.
  • Decirle a un extranjero que se devuelva a su país.
  • Criticar la cultura de otra persona de manera directa y con saña.
  • Evitar a toda costa mantener contacto con una persona solo por saber que es extranjero.
  • Subestimar las capacidades de otro cuando se conoce que viene de otro país o que pertenece a una raza en particular.
  • Golpear a extranjeros.
  • Intentar mofarse de los defectos de una persona por no aceptar que viene de otro lugar.
  • No vender un bien o servicio a alguien de distinta nacionalidad.