En el castellano existen expresiones que, aunque no estén llenas de los formalismos típicos de las figuras poéticas, se usan a diario para tratar de embellecer o llenar de fantasía algunas frases. Tal es el caso de las greguerías.

¿Qué son las greguerías?

Es un género literario que añade a las frases un toque de humor, poesía y/o metáfora que busca enriquecer nuestro pensamiento, además de hacer más entretenidos los textos.

Normalmente las greguerías hacen alusión a algo que no es posible o que si lo fuera sería muy descabellado, logrando sacarnos una sonrisa o tener pensamientos de reflexión o análisis.

Este recurso puede estar compuesto por una o varias palabras que juntas dan un giro a lo que se está planteando.

Ejemplos de greguerías

  • Mientras nos bañamos se nos ahogan algunos pensamientos.
  • Los cocodrilos bostezan sin parar.
  • Se te saldrá el cebero por la nariz.
  • La ametralladora es la máquina de escribir de la muerte.
  • La miel es el trabajo gratis y público de las abejas.
  • El agua sabe a agua.
  • El vapor es el espíritu del agua.
  • Ayer pasé por tu casa y vi una estrella en la ventana.
  • El sol se levanta muy temprano.
  • La luna todavía está dormida.
  • En tu cabeza nadan las ideas.
  • Las pasas son uvas ancianas.
  • El colmo de los bomberos es que quieran apagar la fiesta.
  • Ayer me robaron los recuerdos.
  • La creatividad es la inteligencia divirtiéndose.
  • El 8 es el reloj de arena de los números.
  • El 6 es el número embarazado.
  • Los pájaros siempre llevan las manos metidas en los bolsillos de sus alas.
  • Los pingüinos son niños con traje de etiqueta.
  • La jirafa es la grúa de los animales.
  • Al hipopótamo le encanta jugar al submarino.
  • ¿Por qué las gallinas tartamudean?
  • Los tigres, cebras y leopardos siempre visten a la moda.
  • El cangrejo camina hacia atrás para rejuvenecerse.
  • Los elefantes tienen muelas en las patas.