La desigualdad es aquella condición o eventualidad en la que dos o más personas, o cosas, no poseen una misma naturaleza, estatus, cantidad, valor, calidad, o forma que otros. Es una diferenciación que normalmente se interpreta como el desfavorecimiento de unos a causa de las virtudes o beneficios del otro.

La desigualdad se puede presentar en varios ámbitos de la vida, en lo económico, en lo político y en lo judicial. Está representa por la falta de equidad en la distribución de recursos entre las diferentes clases sociales. También por el acceso a los servicios públicos. Algunas personas reciben en mayor o menor cantidad ayudas económicas, educación, salarios, justicia social y  derechos ciudadanos.

Por otro lado, entendemos como desigualdad a aquella expresión matemática representada por “≠”, en la los elementos a ambos lados de ese símbolo son diferentes entre sí.

Tipos de diferenciación

De género: es aquella donde un género en particular resulta más favorecido que otros en ciertas circunstancias.

Educativa: está relacionada estrechamente con la desigualdad social. Las clases más bajas tienen menos oportunidades de recibir una buena educación en muchos países, mientras que las más altas disfrutan de varias modalidades y calidad de enseñanza.

Económica: tiene que ver con la administración de los recursos de un país. Algunas personas presentan un mayor acceso a la compra de bienes y servicios, así como la canasta básica alimentaria.

Social: se refiere al trato que recibe una persona, tanto en organismos públicos y privados, por pertenecer a cierta clase social.

Consecuencias de la desigualdad

El resultado directo de esta situación es que muchas personas se sienten rechazadas y discriminadas. Y es que, la xenofobia, homofobia y clasismo se hacen presentes cuando se ejecutan acciones de desigualdad.

Las protestas por descontento social es otra de las grandes consecuencias. Además, existe una disparidad entre las personas que pueden optar por oportunidades para desarrollar su vida de la forma esperada y contribuir a la sociedad. Aumenta la pobreza y otros aspectos sociales que hacen daño a la colectividad.

Ejemplos de desigualdad

  • Existen puestos de trabajo en los que ambos sexos podrían desempeñarse sin problemas, pero muchas veces las mujeres son rechazadas solo por su condición natural sin importar si están más preparadas que un hombre en particular. Los responsables de las empresas deciden rechazarla o subestimarlas y escogen al hombre para el trabajo.
  • Una persona que por no capacitarse demasiado recibe un menor salario que otro que estudió en una universidad, pero quizás trabaja menos cantidad de horas y está menos expuesto a riesgos que el otro.
  • Las personas con más dinero, en ciertos países, no tienen el deber de pagar tantos impuestos como las que tienen menos dinero. También aplica para los que son de clase pobre.
  • En algunos Estados existen más leyes que defienden más a las mujeres que a los hombres.
  • Personas de sexo diverso no tienen tantos derechos como las del sexo femenino o masculino.
  • Los migrantes en algún país, aunque trabajen de sol a sol, no pueden disfrutar de los mismos beneficios que los nacionales