El ensayo es un tipo de texto escrito en forma de prosa que sigue un diálogo fluido, mediante el cual se evalúa, discute, o refuta un tema en específico, a través de un estilo particularmente libre; asunto que lo distingue de otros géneros tales como la poesía, la narrativa o la novela.

El estilo libre de un ensayo hace posible el parafraseo de las citas y fuentes a las que se recurre para argumentar el texto y hacer su lectura más amena. Su particularidad, se define precisamente, en la argumentación, puesto que allí el redactor puede expresar su subjetividad o su punto de vista sobre determinado tema a través del seguimiento de su propio orden de ideas.

Un ensayo cuenta de tres partes básicamente:

  • Introducción: Funciona como elemento introductor a la lectura. Lo que se busca es crear un contexto sobre la temática.
  • Desarrollo o cuerpo: Este apartado se organizará como el autor lo decida, será el más extenso de todos y abarcará los puntos que sean necesarios, bajo la perspectiva de quien lo escribe.
  • Conclusión: Se ubica al final del ensayo. Normalmente resume o recapitula los puntos más importantes del texto.

Ejemplos de Ensayo

  1. “Gramática de la Multitud” de Paolo Virno

Como es importante la conceptualización para delimitar las categorías o dimensiones de un concepto que queremos abordar, “Gramática de la Multitud” de Paolo Virno es un buen apoyo para la concepción de ‘multitud’ como categoría. En él, Virno realiza principalmente una diferenciación entre multitud y pueblo que se apoya en el punto de vista de Hobbes, donde multitud es contrario a pueblo; esto, por ser sus escritos mayormente ligados a un contexto donde prevalecía la protección del Estado y la mantenencia de la seguridad que caracterizaba sus tiempos. Visión luego contrastada con una realidad actual (o contemporánea) donde ya no prevalece solamente el concepto de ‘pueblo’ en pro de dicha seguridad y mantenencia del Estado, sino que el de la ‘multitud’ vuelve a la agenda temática; presentando nuevamente una convergencia en cuanto a definiciones teórico-políticas de ambas categorías que ha venido siendo parte de la historia y donde, actualmente, parece ser que el concepto de ‘multitud’ ha venido tomando mayor importancia.

Paolo Virno, explica que, para Hobbes, la multitud es totalmente contraria al pueblo, en tanto que su diferencia de pensamiento representa un obstáculo en la buena marcha del Estado por su desobediencia inherente al estado de naturaleza del ser humano. Por tanto, representa tanto la inseguridad como el peligro; algo totalmente negativo que (además) se compone por integrantes pertenecientes al ámbito de lo privado, refiriéndose a que “en el pensamiento liberal la multitud sobrevive como dimensión privada. Los muchos no tienen rostro y están lejos de la esfera de los asuntos comunes” (p. 24) a los que el ‘pueblo’ si tiene total acceso y además representa. Sin embargo, como indica el autor, en la multitud contemporánea no hay representantes que sólo pertenecen a este ámbito, pues también hay quienes pertenecen al ámbito público; es decir, no se puede ya delimitar que ‘pueblo’ es solamente público y que ‘multitud’ es solamente privado, dado que es un asunto que va mucho más allá, donde no hay límites fácilmente visibles.

Esto realmente puede ser así, dado que (al menos en la realidad venezolana), ya no somos un pueblo único, sino más bien diferentes multitudes unidas en protestas a la gestión gubernamental, con singularidades que han sido unificadas por determinados intereses comunes o compartidos. Siguiendo al autor, entonces podemos decir que la multitud no es opuesta al pueblo, sino más bien una categoría que lo redefine, puesto que, como multitud de singularidades, tienen también algo que los une y motiva; y esto es el lenguaje y “las facultades comunes del género humano” (p. 26).

Por otro lado, no se puede olvidar que todo tiene su lado negativo y que la multitud, es también un “modo de ser, el modo de ser que hoy prevalece: pero, como todo modo de ser, es ambivalente, contiene en sí peligro y salvación, aquiescencia y conflicto, servilismo y libertad” (p. 26-27) dado que, por su movilidad de ideas, también puede inyectar cierto veneno en las creencias de los pertenecientes a cierta multitud.

Un ejemplo es (y volvemos a ella) la realidad política de Venezuela, donde ambos bandos (oposición y gobierno) tienen una multitud de seguidores o adeptos que se ciñen a lo que cada uno de ellos propone y postula en sus discursos. Por tanto, dichos adeptos son utilizados como carnada de calle para ser quienes luchan por determinadas ‘reivindicaciones’ o ‘derechos’ sembrados por sus líderes, que tienen un conjunto de intereses con un trasfondo mucho mayor del que aparentan, en el que juegan más los intereses de los líderes, que los ligados al bienestar de dicha multitud.

Finalmente, podemos resumir que el concepto de multitud, según Virno, es una mezcla de singularidades, de lo público y lo privado, y ya no tanto relacionado con la mantenencia e inseguridad provocadas al Estado, tal como lo pensaba Hobbes (aunque esta fue una de las bases del concepto). Y, que éste toma importancia a la par del concepto de ‘pueblo’, siempre presente en la realidad teórico – política.

  1. Ensayo argumentativo

En el siguiente ejemplo de ensayo argumentativo breve veremos a un autor con una opinión contraria a la anterior, defendiendo su punto de vista.

“En este ensayo quiero defender la idea de que ni la MTV ni ningún otro canal suponen una mala influencia para persona alguna y que todas las programaciones cumplen una misión. No en vano la MTV es uno de los canales más vistos por la gente joven.

Para comenzar, la MTV no es un canal cultural, sino de entretenimiento. Y eso es lo que hace con sus programas alocados y frescos: divertir. En ningún caso trata de ser un reflejo de la sociedad o de la juventud de país alguno, sino más bien ofrece espacios que permiten a los jóvenes desconectar de su día a día cotidiano y de las responsabilidades que les suponen los estudios y el trabajo.

Hace años, nuestros padres y abuelos se reían con las aventuras y desventuras de Laurel y Hardy “El gordo y el flaco”, que también tenían un humor basado en golpes y situaciones absurdas. Más recientemente series como “Falcon Crest” iniciaron los culebrones basados en intrigas y traiciones aderezadas con grandes dosis de sexo más o menos explícito según las diferentes épocas.

Hoy por hoy los temas son los mismos, aunque el formato haya cambiado y no creo que nuestros padres se hayan dedicado a lastimarse entre ellos de forma compulsiva o se comportaran todos como la malvada Angela Channing o el famoso J.R de “Dallas”. Del mismo modo los jóvenes de hoy se toman programas de la MTV como mero entretenimiento y no como ejemplos a seguir o imitar.

Siempre habrá un pequeño porcentaje dispuestos a imitar lo peor, personas que tienen un problema y lo reflejan en una película u obra. Del mismo modo que se acusó en su momento a “La Naranja Mecánica” de ser responsable de ciertas acciones de perturbados que se inspiraron en ella o  Charles Manson dijo haberse inspirado en «Helter Skelter» para sus crímenes, si llevamos las cosas al extremo: ¿Prohibimos entonces a The Beatles por peligrosos? ¿Pedimos a los jóvenes que no los escuchen?

Sería igual de absurdo que pedir a nuestros jóvenes que no vean la MTV, ya que la gran mayoría tienen el sentido común suficiente como para verla tal como es, un mero entretenimiento sin más consecuencias ni problemas”

  1. Ensayo Analítico

Es una de las obras más populares de su autor, una de las más representadas y de las que más veces se ha versionado en los cines. Se ha convertido en todo un símbolo del amor pasional y del romanticismo. Por este motivo, son muchos los que dicen que la obra trata sobre el amor que todo lo puede; otras afirman que es una historia sobre el odio y su poder destructor; yo creo que en cierto modo, podría decirse que es una novela sobre la falta de comunicación y sus fatales consecuencias.

¿Por qué defiendo que esta novela no debería de ser un símbolo del amor romántico? Para empezar, Romeo se enamora de Julieta apenas verla. Esto, una constante en multitud de novelas, no podría ser considerado amor sino tan solo atracción ya que un amor real y profundo se basa en el conocimiento mútuo y no en una atracción física o en unas palabras en un baile. A lo largo de la obra, es muy poco el tiempo del que ambos amantes disponen para conocerse y conversar. Su amor es pues un fuerte deseo entre adolescentes fortalecido únicamente por la prohibición de estar juntos. Todos sabemos que lo prohibido es mucho más apetecible para los jóvenes y puede hacerlos mucho más empecinados. ¿Se abrían enamorado Romeo y Julieta si hubieran tenido carta blanca para dar rienda suelta a sus sentimientos? Puede ser, pero también podría suceder lo contrario. Nunca lo sabremos. Pero lo que si sabemos es que no dispusieron del tiempo suficiente para descubrirlo y mucho menos para desarrollar un sentimiento tan fuerte que los empuje al suicidio. Se trataría pues, desde mi punto de vista, de rebeldía romántica juvenil y no de amor verdadero. Una mera excusa para la historia, pero ni mucho menos la esencia de la misma.

¿Es entonces el odio el auténtico motor de la historia? Es lo que muchos defienden, que “Romeo y Julieta” es una historia que trata sobre el odio y sus terribles consecuencias. Es el odio lo que hace que los Montesco y los Capuleto no se entiendan. Son también los viejos rencores los que llevan a Teobaldo, primo de Julieta, a matar a Mercucio y a Romeo a matar a Teobaldo en venganza. Pero Romeo y Julieta no mueren como consecuencia directa de estos odios que parecen invadira todos los personajes de la historia, sino a causa de los malos entendidos que complican su plan para estar juntos. Aunque este maligno sentimiento está presente durante toda la novela, tampoco es desde mi punto de vista la esencia de la misma.

¿Por qué creo entonces que es la falta de comunicación lo que de verdad desencadena toda la historia y su verdadera alma? Vamos a analizarlo punto por punto:

  • La falta de comunicación es lo que hace que Montescos y Capuletos se odien. No sabemos el origen de su rencor, pero sabemos que tras la muerte de los dos amantes las familias hablan y se reconcilian, dándose cuenta de lo absurdo de seguir enfrentadas. El odio es pues consecuencia de la falta de comunicación y del mismo modo que hubo un acercamiento al final de la historia, podría haberlo habido mucho antes si se hubieran sentado a hablar.
  • Es también la falta de comunicación lo que lleva a los dos jóvenes a amarse en secreto. Es cierto que es probable que no les hubieran dejado estar juntos, al menos no en principio, pero también lo es que no intentaron en ningún momento explicar sus sentimientos a sus familias, optando desde el principio por la vía de los secretos y las mentiras que acabaron costándoles la vida.
  • Por último, el plan de Julieta para huir con Romeo se ve truncado porque Romeo no recibe la carta en la que se le explicaba que Julieta no estaba realmente muerta. De nuevo la falta de comunicación hace su aparición en la historia y vuelve a suceder ya que Romeo, al pensar que ha muerto su amada, actúa impulsivamente, sin hablar con nadie y por tanto sin posibilidades para él de conocer la verdad. Muere sin motivo, por ignorar la verdad y no porque su amor estuviera prohibido.

Si los Montesco y los Capuleto se hubieran sentado a hablar y a resolver sus diferencias no habría existido un enfrentamiento tan prolongado. Es evidente que no eran problemas irresolubles ya que finalmente, aunque demasiado tarde para los amantes de Verona, si pudieron amigarse nuevamente. Si Julieta y Romeo hubieran tenido el valor para hablar entre ellos, trazar juntos sus planes y no actuar cada uno por su lado, tampoco habría tenido su historia un final tan trágico. Por eso defiendo que el verdadero corazón de la historia es la falta de comunicación y sus consecuencias dramáticas para los hombres.