¿De qué se trata la sensualidad?

La sensualidad es una forma de actuar, una conducta o habilidad que posee una persona y que conlleva a una reacción de parte de otra activando sus sentidos o sintiendo atracción por ella o por el. En otras palabras, de acuerdo con la definición de la real academia española, sensualidad es la atracción extrema a los placeres que se perciben a través de los sentidos.

Esta acción o forma de actuar en algunas personas se desarrolla de forma natural atrayendo a muchos otros, en este sentido, se puede decir que su potencial sexual es bastante elevado y su magnetismo personal atrae hacia ella o el a las personas del mismo sexo u opuesto. Esta cualidad puede ser expresada a través de la vestimenta, del habla, de las acciones que realiza o por la confianza que posea con otras. Algunos consideran la sensualidad como el “gancho que puede atrapar a muchas presas”.

Características de la sensualidad

  • Consta de acercamiento físico y personal con la otra persona.
  • No solo se expresa con el habla, también se puede demostrar a través de la forma de vestir, gestos entre otros.
  • Busca atraer a otras personas.
  • Se considera como una extensión de energía.
  • A través de la sensualidad, se puede transmitir romance o erotismo.
  • Se puede ser sensual sin ser romántico. Ambas cosas pueden ir juntos o separados.
  • Activa todos los sentidos.
  • Se relaciona con la lujuria.
  • La mayor sensación se produce a través de las emociones sensoriales.
  • El deseo y el placer son pilares de la sensualidad.

Como se expresa la sensualidad en hombre y mujeres

Hombres

  • a través de la caballerosidad.
  • La elegancia.
  • El buen vestir.
  • Andar impecable físicamente.
  • Oler bien.
  • Estar perfumado.
  • Hablar bien.

Mujeres

  • A través del lenguaje corporal.
  • Vestir bien.
  • Estar arreglada.
  • Oler bien.

Es importante señalar que la sensualidad no necesariamente tiene relación con la sexualidad o con el acto sexual, es decir, se puede ser sensual mas no llegar al acto sexual propiamente dicho. Sin embargo, en muchos casos, se utiliza la sensualidad con el fin de persuadir a otra persona a que sienta deseo físico o atracción física por ella, conllevando de esta forma a la consumación del acto sexual.

La sensualidad se le denomina a la acción que permite estimular al deseo sexual en otra persona asociándolo a la personalidad así como a la apariencia física, es por ello que se relaciona directamente la sensualidad como un estímulo o activación de todos los sentidos físicos.