Optimismo

Optimismo es una palabra o término que hace referencia a la actitud de juzgar las cosas desde una perspectiva positiva o más favorable. La palabra optimismo proviene del latín “optimuus” que significa “buenísimo” o “muy bueno”.

Este término fue creado por el filósofo alemán Leibniz, y se dio a conocer por el filósofo y escritor Voltaire en la obra “candide ou l´optimisme” en 1759. El optimismo es una actitud que da la posibilidad de valorar de forma positiva cada momento que vive la persona, como resultado, esto le permite al individuo afrontar las circunstancias con ánimo y perseverancia.

En este orden de ideas, existen diversas clases de optimismo, como:

  • Optimismo inteligente, relacionado con lo proactivo, debido a que se basa en trabajar por lo que no va bien, y conservar lo que si va bien.
  • Optimismo ilusorio, va de la mano con el razonamiento que lleva a cabo el individuo acerca de acontecimientos futuros. La mayoría de las personas poseen la creencia de que sus pares tienen menos posibilidades de que le sucedan acontecimientos negativos, pero si grandes posibilidades en referencia a hechos positivos.
  • Optimismo antropológico, surge en el renacimiento, como una muestra de oposición a las tesis agustinianas, señala que el individuo se haya en la misma distancia del bien y el mal, y por esa razón que posee la libertad de elegir entre uno y otro.
  • Optimismo pedagógico, fija su atención en la educación como motor de cambio en lo social y lo individual.

En el área de la filosofía, el optimismo es considerado como un sistema filosófico que radica en atribuir al universo la mayor perfección, como obra por parte de un ser infinitamente perfecto. Por otra parte, el termino optimista señala a todo aquel ser humano que en la mayoría de los casos tiende a ver las cosas en su aspecto más positivo.

Los sinónimos de optimismo son: tranquilidad, confianza, certeza, seguridad, convicción, etc.

Tipos de optimismo

  1. Optimismo como valor: hace referencia a una actitud positiva que el ser humano opta ante una problemática por la cual este atravesando en cierto momento determinante de su vida.

Las personas optimistas están colmadas de seguridad, convicción, capacidad, y a su vez transmite tranquilidad, gracias a que siempre observa el lado positivo de las cosas, actúa en busca de la solución del problema.

El optimismo está vinculado a la esperanza que tiene cada individuo en cada situación de su vida, para así, poder enfrentar lo malo de la vida, de una manera positiva, dedicándole todo el esfuerzo, y energía para superar todos los obstáculos que se presentan en el camino con en el fin de alcanzar su objetivo.

  1. Optimismo en psicología: en el ámbito de la psicología, el optimismo es la actitud que adquiere el individuo, el cual ayuda a enfrentar las dificultades con perseverancia y buen ánimo, descubriendo el lado positivo de las personas y las circunstancias.
  2. Optimismo y pesimista: la parte contraria del optimismo es el pesimismo, pero ambas son 2 tipos de actitudes que escoge la persona ante la vida.

El pesimista se distingue por observar las cosas desde una perspectiva negativa de la situación, y con la fuerte certeza de que empeorara, sin buscar otra posible solución para superar este mal momento. Como tal, el pesimismo no le da la posibilidad al individuo de esforzarse por solucionar el conflicto.

De acuerdo con esto, el pesimista es observado como una persona que complica la vida de las personas que están a su alrededor, no solamente por su actitud de tomar en cuenta un único lado de las cosas, y que su destino es el inevitable fracaso, sino porque no acepta ayuda de su entorno, ya que opta por pasar los días lamentándose y quejándose por los sucedido.