Un sociodrama es una obra de psicodrama en la que un grupo de personas toma un rol social y lo desarrolla para analizar, estudiar y encontrar soluciones a problemas presentados en comunidades o grupos.

Aunque también se basa en aspectos psicológicos, es la sociología la principal base de esta representación. Con el estudio de conflictos sociales se intenta explicar el comportamiento de las personas.

El sociodrama sirve para hacer que las personas tengan una especie de práctica lidiando con problemas reales y seres humanos con todo tipo de personalidades.

¿Qué es sicodrama y cuáles son sus objetivos?

Es un tipo de psicoterapia que se realiza en grupo en la que los pacientes representan roles dentro de una relación grupal en la que existen conflictos o traumas.

Esta terapia fue creada por Jacob Levy Moreno. En ella se ponen en práctica técnicas de dramatización. Sus objetivos son:

  • Indagar en los problemas psicológicos de miembros del grupo.
  • Mejorar sus estados mentales.
  • Resolver conflictos internos.

Etapas del sociodrama

  • Elección del tema: se refiere a escoger un tema que tenga que ver con un problema social que aqueje o pueda aquejar a la mayoría de los integrantes del grupo.
  • Discusión previa: una vez seleccionado el tema, los participantes discutirán lo que saben acerca del asunto y expondrán sus experiencias, inconvenientes y hacen una lista de los problemas más comunes.
  • Organización del sociodrama: se escoge qué problema o problemas serán representados, así como qué rol tendrá cada persona para dramatizar lo que ocurre en una comunidad o grupo que experimenta tal problema. En esta parte se crea el guion que será interpretado.
  • Representación: se realiza la dramatización.
  • Discusión: los participantes discuten lo aprendido y lo plasman en un ensayo escribiendo las causas, consecuencias y posibles soluciones.

Ejemplo de sociadramas

TEMA: Fiebre tifoidea

OBJETIVOS:

  1. Ayudar a los alumnos a desarrollar un enfoque sistemático en la solución de problemas.
  2. Aprender a apuntar las señas vitales y usarlas en el diagnóstico de enfermedades.
  3. Ganar experiencia en el diagnóstico, tratamiento y prevención de la fiebre tifoidea.

ACTORES:

  • El enfermo
  • Padres o familiares del enfermo
  • Uno o dos promotores de salud

PREPARACION:

  • Pintar 4 ó 6 granitos rosados, de unos 3 mm cada uno, en el pecho del “enfermo”.
  • Planear con el “enfermo” y sus “padres” cómo actuar el papel de una persona con tifoidea y qué historia relatar (inundación, falta de letrinas, trabajo en fincas costeras, etc. Lo que corresponda a la región donde vive).
  • Aconsejar al “enfermo” y a los “padres” que no den ninguna información a menos que los promotores les pregunten.
  • Hacer que el “enfermo” practique con el pulso artificial hasta que lo pueda hacer al ritmo correcto.

REPRESENTACIÓN

  • Los padres entran con el “enfermo” e informan que éste tiene fiebre y que ha empeorado en los últimos días. Ahora está muy débil y enfermo y no come. Lo tienen envuelto en una cobija.
  • Los estudiantes que hacen el papel de promotores no han sido informados de cuál es la enfermedad, y tratan de encontrarla usando sus libros, haciendo preguntas y examinando al “enfermo”.
  • Los promotores toman la temperatura y el pulso usando el termómetro simulado y el pulso artificial ajustable. La primera vez encuentran lo siguiente: temperatura 40 ºC
  • pulso 82 por minuto.
  • Porque la calentura es alta, los promotores deben pedir a los padres que destapen al enfermo y que le den aspirina y agua fresca. Entre ellos le pueden poner lienzos frescos en el pecho y la frente.
  • Los promotores deben reconocer que el pulso está por abajo de lo normal para una fiebre de 4O ºC temperatura.
  • Media hora después (según indica el reloj simulado, que alguien adelanta), los promotores toman la temperatura y el pulso otra vez. Ahora el los encuentran: temperatura 39°C
  • pulso 88 por minuto.
  • Los promotores notan que el pulso es más rápido ahora, aunque la temperatura ha bajado.
  • Los participantes pueden encontrar varias pistas que los guíen a considerar una fiebre tifoidea.
  • Los promotores hacen este probable diagnóstico basándose en la historia, examen y pruebas (tomando la temperatura y el pulso varias veces).
  • Para revisar su diagnóstico, siguen tomando las “señas vitales” (temperatura, pulso y respiración) cada media hora, y apuntan los resultados en un cuadro sencillo.
  • Al apuntar las señas vitales de esta manera, los estudiantes pueden ver cómo el pulso de veras se pone más lento cuando la temperatura sube, lo que es una seña de la tifoidea (todos los estudiantes deben practicar cómo apuntar en el cuadro estos datos sencillos).
  • Los promotores deciden el tratamiento, comprobando los medicamentos y las dosis en las páginas verdes del libro DNHD (o, si la familia puede afrontar el gasto, pueden decidir mandar al enfermo a un hospital cercano).
  • Discuten con la familia los cuidados para el enfermo, las causas, el desarrollo y los peligros de la enfermedad. Explican qué hacer para evitar transmitir la enfermedad a los demás.