¿Qué es el Ser?

Ser es un término con varias definiciones, de uso habitual, sin embargo, posee una definición con cierta complejidad. Primeramente, se puede decir que ser un verbo copulativo: este permite formar una predicación nominal, relacionando al sujeto con predicado. En este orden de ideas, el término ser no adiciona un significado semántico. Sino que actúa como nexo. En ciertas oportunidades, también se transforma en un verbo abstracto, es decir, carece de significado concreto.

En el transcurso de la historia han existido diversas frases célebres que han usado este verbo que nos ocupa como parte esencial de la misma. El término de ser también se asemeja a un ente o una criatura. Aquello que “es” tiene una presencia real; forma parte de la realidad, ya sea simbólica o física. Debido a esto existen muchos conjuntos que se originan partiendo de la idea del ser.

Diversos conceptos

El ser humano es el homo sapiens, una especie de origen animal que pertenece al conjunto de los homínidos. Todos las personas somos seres humanos, además de ser un ser vivo, ya que tenemos vida. El grupo de los seres vivos se extienden largamente al ser humano. Todas las plantas, los animales, los hongos, las bacterias y los protozoos son seres vivos.

En el ámbito de la ficción también se habla de seres. De esta forma, existen escritores que imaginaron seres dotados de energía, seres extraterrestres, seres cósmicos, etc.

En el ámbito filosófico se entiende por ser al mundo objetivo, la materia, que existe apartada de la conciencia. En lo relativo a la sociedad se utiliza el término “ser social”. Estudiando la materialidad del mundo y su ser como conceptos semejantes, el materialismo dialectico refuta la noción idealista del ser como algo que existe antes de la materia o apartada de ella, así como también sus tentativas de presumir el ser del acto de la conciencia.

En otro orden de ideas, no solo es suficiente subrayar, solo la naturaleza objetiva del ser, ya que de este modo queda sin ser aclarado el asunto de su carácter ideal o material. Al reconocer que el ser es lo primario, y la conciencia termina siendo lo secundario, el materialismo dialectico, sin embargo, no demuestra la conciencia como reflejo pasivo, sino, como una fuerza activa que influye sobre el ser.

El concepto más general e indefinido que cataloga a la existencia de algo universal. De esta forma es necesario diferenciar entre la existencia y el ser, como peculiaridades más específicas y profundas de los procesos y fenómenos neutrales.