El escepticismo se puede definir como una forma de pensar negativa o contraria con respecto a alguna afirmación hecha por otra persona. Es un sentimiento de desconfianza y duda ante algo que se presenta como cierto.

El escepticismo filosófico tiene una diferencia con respecto al escepticismo que se puede ver en la vida cotidiana en el sentido de que las cuestiones que se plantean se enfocan sobre todo en los sistemas de creencias puesto que se fundamentan en cosas muy debatibles o débiles, pero si hablamos de las personas escépticas “ordinarias” hay que señalar que son personas que no tienen un pensamiento crédulo e ingenuo ya que toda información y afirmación que reciben no son tomadas tal cual, es decir no se aceptan sin antes comprobar que es cierto lo que se dice, en cierta forma el escepticismo se puede considerar también como una actitud que tiene cierta inclinación hacia el pesimismo ya que todo es tomado siempre desde un punto de vista negativo.

10 Ejemplos de Escepticismo

  1. Escepticismo sobre la existencia de vida en otros planetas.
  2. Dudas sobre lo que hay más allá de la muerte y otros planos existenciales.
  3. Una persona que a pesar de haber tenido una conversación positiva con alguien, tiene dudas sobre el acuerdo al que se llegó.
  4. Los cuestionamientos y dudas relacionadas a la existencia de algún Dios.
  5. Dudas sobre la existencia de fantasmas.
  6. Escepticismo relacionado al futuro de la humanidad.
  7. Dudas sobre las buenas intenciones de una persona o varias.
  8. No creer en promesas amorosas.
  9. Sentir la necesidad de consultar varios doctores ante un diagnóstico.
  10. Dudar de la existencia de sociedades secretas.
  11. Dudas sobre la honestidad de algún dirigente político.

Para finalizar, el escepticismo se basa en una duda que se aplica a todas las cosas y que por tanto toda información expuesta debe tener una evidencia, la persona escéptica incluso puede llegar a tener dudas sobre su propio juicio por tanto este pensamiento establece que no se puede aceptar ningún tipo de dogma ya sea religioso o de valores sociales, incluso fenómenos de cualquier otro tipo, también existen tipos de escepticismo como el religioso, científico, metódico y profesional.