La licuefacción o licuación como también se le llama, es un proceso a través del cual se transforma el gas en líquido.  Dicho proceso tiene lugar cuando la temperatura y la presión se ven sometidas a una presión muy alta.

Todo gas tiene un punto en el que la temperatura produce ebullición y debajo de esta se encuentra el estado líquido; en muchos casos la ebullición dependerá de la presión de la atmósfera.

Este proceso trajo varios cambios en los procesos industriales. Pero no solo ha permitido la producción de gases como el hidrógeno, el argón nitrógeno o el neón, también ha sido de gran ayuda en el análisis de las propiedades más importantes de lñas moléculas de gas.

Ejemplos de licuefacción

  1. El líquido contenido dentro de los encendedores se obtienen mediante este proceso.
  2. El cloro licuado el cual se usa en la purificación del agua.
  3. El nitrógeno líquido el cual es usado en la medicina, en la dermatología para ser más exactos.
  4. El oxígeno líquido el cual tiene muchas aplicaciones en tratamientos para personas con problemas respiratorios.
  5. El gas licuado de petróleo es uno de los más conocidos y es usado en sistemas de refrigeración y ventilación.