Es probable que en alguna ocasión escucharás la palabra meditación y es que esto siempre se ha relacionado con la cultura del oriente, principalmente por la cultura hindú, japonesa y China. Conforme han pasado los años este arte milenario se ha extendido a todo el mundo (prácticamente) y muchas personas lo practican para controlar sus problemas de estrés, salud y también para calmar su mente.

La meditación se comprende como “una técnica donde una persona trata de calmar su mente a base de técnicas de respiración u observación”. Existen diferentes tipos de técnicas de meditación que se complementan de diferentes formas, pro supuesto que algunas culturas y religiones han adaptado un estilo sobre esta técnica, pero que como dijimos anteriormente no necesitas tener una creencia para practicarla.

Tipos de meditación

  • Meditación Zen: Hoy en día es una de las técnicas más populares y utilizadas, el concepto de este método es tratar de concentrarse en el vació y esto se realiza a base de una serie de respiraciones que ayudarán a tranquilizar tu mente hasta que ningún pensamiento la rodee, todo en base a la concentración que pongas sobre la respiración que practicas.
  • Meditación Vipassana: Otra de las más conocidas en occidente y que han sido todo un éxito, se basan en la respiración, pero también en todo lo que te rodea, permitir que entren pensamientos pero estar presente y tener la oportunidad de no dejarte “atrapar en lo que estás pensando.
  • Meditación trascendental: Está es la técnica que se hizo muy popular en todos los continentes en los años 70s, se basa en la recitación de mantras que son unas palabras que se asignan a cada persona para que al momento de repetirla durante 107 veces, ayude a encontrar tranquilidad y control de tu energía la recitarlo.
  • Meditación Tonglen: Es una de las meditaciones budistas más conocidas que se basa en aprender a dejar lo negativo de lado, no aferrarse a las cosas y aprender a tener una mayor libertad emocional, física y espiritual sobre una sociedad o bienes materiales que nos rodean.

Ejemplos de meditación

  1. Vaciar la mente. Dejar la mente en blanco por unos minutos a través de la inhalación y exhalación por 15 minutos.
  2. Contar los números de adelante hacia atrás. Es una forma practica para poder meditar. Con esta técnica se busca relajar el cuerpo, dejarlo extendido y comenzar a contar desde un numero alto hasta cero.
  3. Recordar mentalmente cada una de las partes del cuerpo y repasarlas en silencio con el fin de relajarse y estar en quietud. Puedes estar recostado completamente o sentado, lo importante es que te encuentres en una posición comoda.
  4. Respirar lentamente por unos 15 o 30 segundos y mientras se piensa en la respiración, se deja la mente en blanco. Luego de respirar, comenzar a planificar tu día.
  5. Observar tu mente. Quedarse quieto y mirar lo que se está pensando. La idea es ser un observador de la mente para poder vaciarla y pensar en cosas positivas.
  6. Observar la naturaleza. A través de este simple ejercicio de meditación la persona se pone en contacto con la naturaleza y despeja su mente.
  7. Centrarse en lo que deseas. Esto es uno de los modelos de meditación prácticos y efectivos para poder proyectarse. Se trata de relajarse y comenzar a pensar en lo que realmente deseas, actuando como si ya lo tuvieses.
  8. Meditación con fuego. Es un tipo de meditación donde se focaliza en un punto determinado. La finalidad es centrar toda la atención en la luz del fuego y vaciar la mente.
  9. Otro tipo de meditación es con agua. Mientras se está bañando o en una piscina se relaja el cuerpo completamente y se deja en blanco.
  10. Tratar de dejar la mente en blanco y cada pensamiento, plasmarlo en un lienzo mental. Esto permite a la persona relajarse y enfocarse en un solo punto.