Topografía

La topografía es un recurso literario que tiene como fin el describir de manera específica y detallada un lugar, también se usa para describir escenarios de fantasía, personajes y entornos. De igual forma se puede definir como una serie de métodos y procedimientos para obtener una representación gráfica de una superficie; estas superficies pueden ser naturales o artificiales.

En la topografía los estudios se basan en procesos que permiten explicar de manera gráfica todas las características de una superficie. Las personas que se especializan en este campo se llaman topógrafos y usan un sistema de dos dimensiones que son X e Y para medir con precisión las características de un terreno y que finalmente se plasmarán en un plano o mapa.

En el campo de la literatura la topografía se utiliza para describir lugares de una forma poética.

Ejemplos de topografía como recurso literario

  1. El paraje era severo, de adusta severidad. En el término del horizonte, bajo el cielo inflamado por nubes rojas, fundidas por los últimos rayos de sol, se extendía la cañada de montañas de la sierra, como una muralla azulado-plomiza, coronada en las cumbres por ingentes pedruscos y veteada más abajo por blancas estrías de nieve…
    “La Sisma” Pío Baroja
  2. Llegaron a una especie de eminencia achatada formada por rocas friables. A partir de allí, la meseta descendía, al este, hacia una llanura baja donde se podían distinguir algunos árboles medio secos y, al sur, hacia unos montones de rocas que daban al paisaje un aspecto atormentado. (Albert Camus – El Huésped)
  3. Dos peñascales horrendos,
    abajo el río que brama,
    y arriba el arco de un puente,
    que aquel precipicio salva
    cual cinta sutil de acero
    sobre el abismo curvada (…)
    Gabriel y Galán, J.M., Las represalias de Pablo)
  4. Atravesando la calle, retorné a la casa que me había expulsado, yo, nunca retornaba, al marcharme. ¡Qué hermosa!” con ventanas con geranios. Los geranios, sabios, pero terminé haciendo con ellos lo que quería. La puerta de la casa, lleva consigo una pequeña escalinata, que siempre la admiré muchísimo ¿cómo podría describirla?
    Extracto de Samuel Beckett en “el expulsado”.
  5. El carro se desplazaba por una inmensa llanura de la que no se podía divisar el horizonte. El terreno era de un color verdoso, salpicado por pequeñas y raquíticas arboledas, y de vez en cuando podía divisarse alguna ondulación superficial del terreno. El clima se sentía algo seco y bastante árido.
  6. Sobre el pelado monte

    Con calvario.
    Clara agua
    Y centenarios olivos.

    Por las callejas
    Embozados timbres
    Y en las torres
    Girando veletas.

    Eternamente girando

    ¡Oh pueblo perdido,

    En la del llanto de Andalucía!
    Alambra de Granada de Federico García Lorca

  7. “Sobre el monte pelado con calvario. Agua clara y olivos centenarios. Por las callejas hombres embozados, y en las torres veletas girando. Girando eternamente ¡Oh pueblo perdido, en la Andalucía del llanto!” (Federico García Lorca).
  8. El espacio de terreno tiene unos 500 kilómetros, siendo esta una basta extensión. Colinda al norte con una cadena montañosa y al sur con una hermosa meseta. Es un terreno digno de siembra, con diversidad de lagunas y lagos pequeños. El suelo está repleto de minerales, por lo cual hay una inmensa vegetación. Puede verse una gran depresión al suroeste, donde las dimensiones del terreno son completamente diferente.
  9. “Cae la mañana lluviosa sobre el jardín… Finalizando una fangosa cuesta y al lado de una cruz negra y verde debido a la humedad, se encuentra la carcomida puerta de madera que invita a entrar al abandonado reciento.

    Más alejado se encuentra de piedra gris un puente, y en la brumosa distancia una nevada montaña. Del valle al fondo y entre las peñas el río corre tarareando manso su canción vieja”. Jardín Muerto de Federico García Lorca.

  10. La sola llanura que yace sorbe la postrada cadena montañosa al fondo del vasto horizonte, solo permite divisar la hermosura de la vegetación que timidamente se deja ver por el pensamiento.