Definición de Jehová

Jehová es uno de los tantos nombre que se le ha dado a Dios, incluso es uno de los que más se maneja dentro de las escrituras del antiguo testamento. El origen de este nombre puede deberse, de acuerdo a estudios realizados por expertos, a que en la escritura del antiguo hebreo, el uso de las vocales aun no existía, por lo que para nombrar a Dios se realizaba de la siguiente manera: “YHVH”.

Dicho nombre era estimado, dentro de la religión, muy sagrado por lo que el nombre de YHVH se encuentra escrito en líneas latinas como “yahveh” “Yavé” que traducido significa “Él quien será, es y fue”. Los judíos apreciaban un inmenso respeto por el nombre de Dios, es por eso que ellos no lo proferían, acatando lo escrito en el tercer mandamiento: “No usarás el nombre de Dios en vano”. Los judíos para describir a Dios utilizaban otros nombres como Adonay que significa Señor nuestro; Emmanuel “ÉL Señor entre nosotros o “Elohim” Dios de dioses.

En este sentido, el término Jehová o este calificativo por el que también se le conoce a Dios, es uno de los tantos nombres que poseen en las religiones judío cristianas. La vocalización del nombre del Dios judío YHWH se perdió primariamente por dos hechos: primero, porque la antigua escritura hebrea no contenía vocales y, segundo, porque la articulación del nombre de su dios era prohibida como símbolo de respeto.

Origen

Los estudiosos en esta materia creen que la vocalización correcta es Yahvé y que la palabra Jehová nace de la unión del nombre YHWH (sin vocales) junto con las vocales de la palabra Adonay que significa “mi señor”. Adonay fue ampliamente usado y fue reemplazando lentamente el nombre de su dios para que éste no fuese nunca pronunciado. Fue tan popularizado, que se dice que, en algunos textos, las vocales de la palabra adonay fueron agregadas cuando la palabra YHWH aparecía. Esto último era con el fin de recordar a las personas de pronunciar el término popular en vez del nombre sagrado.

En los textos sagrados se pueden encontrar otros nombres compuestos como por ejemplo Jehová Jireh que significa “el Señor mi proveedor”; Jehová Nissi “el señor es mi bandera” o Jehová Tsidkenu “Señor justiciero”, con todos estos compuestos se pone en evidencia las distintas cualidades del mismo Dios.

En resumen, la palabra de Jehová significa “El gran Yo soy”, englobando de esta manera los demás nombres de Dios. Dando muestra de que Él es el creador y Señor de todo lo existente y que sin Él no hay nada.