Una meta es un punto de llegada al que apunta el esfuerzo de alguien por alcanzarla. Lo anterior funciona para definir tanto la meta de una carrera de obstáculo, como los propósitos de vida.

Las metas (objetivos) pueden ser a corto o a largo plazo. El tiempo que establece que una meta sea corta o sea larga dependerá de su naturaleza y contexto, ya que no hay un lapso definido.

Las metas a corto plazo pueden ser:

  • Financieras: ahorrar para hacer un viaje corto dentro de un mes, evitar gastos para ordenar sus finanzas, etc.
  • Profesional o laborales: aprender una nueva habilidad, hacer un horario de trabajo si es freelancer.
  • Personal: perder peso, cambiar el look, aprender fotografía, mejorar tu relación amorosa, etc.

Ejemplos de metas a corto plazo

  • Escribir un ensayo sobre ese tema tan importante para ti.
  • Viajar por primera vez fuera de tu país.
  • Aprender a cocinar.
  • Ir al dentista regularmente.
  • Visitar al ginecólogo para revisar tus hormonas.
  • Aprender a tocar guitarra.
  • Empezar a escribir un diario.
  • Crear un blog para escribir vivencias.
  • Tener tu primera cita a ciegas.
  • Hacerle una fiesta sorpresa a un amigo o familiar.
  • Comenzar a tener tus propias plantas.
  • Ir a la playa.
  • Tener una mascota.
  • Aprender a hacer yoga.
  • Hacer un curso online.
  • Comenzar a coleccionar cualquier cosa.
  • Correr todos los días.
  • Organizar tu tiempo en horarios.
  • Hacer un presupuesto personal.
  • Aprender a bailar.
  • Poner dinero en un negocio.
  • Guardar dinero en el banco cada mes.
  • Adquirir un programa de seguro de vida.
  • Ir al gimnasio.
  • Empezar a ser más positivo/a.
  • Pintar cuadros para expresarte.
  • Aprender a tocar piano.
  • Pedir perdón a alguien.
  • Hacer alguna donación.
  • Perder 5 kilos.
  • Remodelar tu habitación, cocina o sala.
  • Invertir más tu tiempo en recreación para aliviar el estrés.
  • Crear una página web sobre tus servicios.
  • Ir a un concierto.
  • Conocer un lugar histórico de otro país.
  • Lanzarte en paracaídas.
  • Visitar a tus familiares más seguido.
  • Iniciar un estilo de vida vegano.
  • Hacer tu propio mueble con artículos reciclados.
  • Iniciar hábitos saludables.
  • Aprender sobre alimentos saludables para aplicarlo a tu dieta.
  • Tomar más agua.
  • Comer más frutas y verduras.
  • Comenzar un pequeño huerto en casa.
  • Mejorar tu rutina de sueño.
  • Leer un libro o dos.
  • Practicar ciclismo.
  • Dejar de fumar o de tomar alcohol.
  • Imprimir fotos familiares y hacer un álbum como los de antes.
  • Realizar trabajo voluntario en hospitales.
  • Terminar cualquier relación que tengas con personas que son mala influencia para ti.