El estado gaseoso, determinado como la sustancia que se halla en forma de gas, es uno de los diversos estados de agregación de la materia (solido, líquido, plasmático y bonse-Einstein); caracterizado por su falta de volumen y forma definida, así como por su poca potencia de atracción entre las moléculas.

El estado gaseoso es uno de los aceptados por la comunidad científica y forma parte de los estados que se originan de forma natural (solido, líquido, gaseoso), producto de las condiciones en la superficie terráquea. Una de las particularidades del estado gaseoso, es su poca o nula atracción entre las moléculas que lo componen, originando que estas circules libremente en varias direcciones, es decir, no existe fuerza atractiva intermolecular.

Los gases, por su composición, tienen unas características particulares:

  • Carecen de forma y volumen por su inexistencia de fuerza de atracción entre las moléculas que lo constituyen.
  • Son fáciles de comprimir, ya que son manejables.
  • Adoptan la forma donde se contiene el mismo por su falta de forma y cuerpo.

Ejemplo de estados gaseosos

  • Metano
  • Butano
  • Oxigeno
  • Acetileno
  • Oxigeno
  • Hidrogeno
  • Vapor de agua
  • Helio
  • Monóxido de carbono
  • Argón