En algunas expresiones poéticas, como en los cuartetos, los versos tienen un número fijo de sílabas. A este ‘conteo’ se le denomina métrica (que no es lo mismo que la métrica gramatical). Con el fin de ajustar la métrica de un verso, se toman en cuenta las sinalefas, diptongos y otras licencias presentes en las líneas.

¿Qué es una sinalefa?

En una frase, y tomando en cuenta dos palabras, la sinalefa se compone por la unión de la última letra de la primera palabra y la inicial de la segunda, formando así una sola sílaba o un solo sonido. Para ello la primera palabra debe terminar en vocal, no importa si la segunda inicia con ‘h’.

Uno de los propósitos de las sinalefas, es ser usadas para contarlas como un solo sonido y así distribuir mejor el número de sílabas en un verso. Es parecido a los diptongos y triptongos.

Ejemplos de sinalefa

  • Qui-sie-raen-es-ta-no-che-deo-to-ño
  • Los-ca-ba-llos-queal-o-roos-cu-re-cí-an.
  • Don-dehay-a-mor-hay-fe-li-ci-dad
  • No-im-por-tael-co-ra-zón
  • Es-taher-mo-sa-la-ni-ña
  • Me-que-dého-rro-ri-za-do
  • Mi-ma-drees-tá-lle-na-dea-mor.
  • Mi-co-ra-zón-le-daun-so-plo-al-des-ti-no.
  • El-tiem-po-meen-se-ñóa-per-do-nar
  • Mi-pe-rroes-un-ser-in-cre-í-ble
  • Qué-ma-lae-res
  • E-llaes-ta-baa-ca-ri-cian-doa-la-gata
  • No-te-ne-mos-di-ne-roa-ho-ra
  • E-saher-mo-sa-mi-ra-da-tu-ya
  • No-sa-bees-tar-fe-liz