Los seres vivos nos relacionamos en todo momento de forma directa o indirecta. A esa interacción se le denomina simbiosis, fenómeno que a su vez tiene diferentes derivaciones. Una de ellas es el parasitismo.

¿Qué es el parasitismo?

Es un tipo de mutualismo o simbiosis en la que parásitos se interrelacionan con el organismo en el que habitan, y en el cual causan un daño muchas veces irreparable. Al organismo donde coexisten los parásitos se le conoce como huésped.

En el parasitismo tanto el huésped como el hospedador deben adaptarse el uno al otro. Si en el organismo habitado se encuentran otros parásitos, éstos coevolucionan haciéndose aún más fuerte al sistema inmunitario del hospedador.

Tipos de parásitos

  • Las bacterias
  • Las plantas
  • Los hongos
  • Los protistas (como los apicomplejos o algunas algas rojas)
  • Los virus, que son parásitos obligados.

Clasificación de los parásitos

  • Ectoparásitos: Viven en el exterior de su hospedador, es decir, sobre la piel, como por ejemplo las pulgas y garrapatas.
  • Endoparásitos: Viven en el interior de su hospedador, como las amebas.
  • Mesoparásitos: Viven tanto en el interior como en el exterior, es decir, parte de su cuerpo está incrustado en el hospedador y otra sale al exterior.

Ejemplos de parasitismo

  • Ácaros: Son unos de los parásitos más diminutos que pueden habitan en la parte externa de la piel humana, alimentándose de las secreciones.
  • Amebas: Parásitos que se alojan directamente en los intestinos de animales y seres humanos, causando desnutrición y enfermedades. Existe un tipo de ameba denominada “come cerebros” que destruye ese órgano progresivamente.
  • Avispa esmeralda de las cucarachas: Es un parásito que usa su aguijón contra las cucarachas para inyectar sus huevos, y cuando las larvas nacen se nutren con los tejidos no vitales de la cucaracha.
  • Garrapatas: Parásitos comunes que viven en la piel de los animales y que se alimentan de la sangre de los huéspedes, contagiando enfermedades como el tifus. A veces pueden contagiar a los humanos.
  • Gusano de guinea: Es un parásito muy pequeño que vive en las pulgas microscópicas del agua de los ríos. Si alguien bebe esa agua puede hacer que entre al cuerpo ese parásito y por tanto se podría presentar ampollas en la piel cuyo síntoma es una sensación de quemazón donde aparezcan.
  • Helminto: Son gusanos de cuerpo largo que infectan el organismo de otras especies.
  • Lombrices: Son unos de los parásitos más comunes y pueden habitar tanto en animales como en seres humanos. Se alimenta de los nutrientes del organismo donde viven.
  • Protozoos: Gusanos que solo están compuestos por una célula, muchos viven en las plantas y animales. Producen enfermedades como el mal de chagas o la tricomoniasis.
  • Pulgas y los animales: Estos parásitos viven en la piel de los animales como los perros y causan en ellos diversas enfermedades que incluso pueden llevarlos a la muerte temprana.
  • Rodófitos: Son algas rojas que generalmente son parásitos de otros rodófitos. Ellos inoculan sus núcleos celulares en las células del huésped, con esto producen células sexuales del genoma parasitario.
  • Saco de bandas verdes: Crecen dentro de los caracoles. El parásito se aloja en el aparato digestivo de los que comen el caracol (casi siempre son pájaros), allí se reproducen y liberan sus huevos en las heces de esos animales.
  • Saculina y los cangrejos: Son parásitos pertenecientes a la familia de los percebes. Ellos inyectan su parte blanda en el cuerpo de los cangrejos y los vuelven estériles.
  • Sanguijuelas: Se alimentan de la sangre de otros animales en general.
  • Spumavirus: Es un parásito que provoca un virus en los primates, pero también en los seres humanos, el espumavirus simio y el espumavirus humano.
  • Termitas y árboles: Las termitas se comen los arboles en los que habitan.
  • Virus: Este parasitismo es una consecuencia de la proliferación de varios tipos de gusanos y parásitos que causan una variedad de enfermedades, algunas más graves que otras.