En la naturaleza existen fenómenos o eventos que, sin importar cuánta información se encuentre al respecto, son objeto de múltiples estudios que esperan encontrar más datos que desvelen sus causas y consecuencias. Uno de esos eventos es el mutualismo, actividad que parece muy común, pero que ciertamente guarda datos fascinantes.

¿Qué es el mutualismo?

Generalmente, cada individuo del reino animal interactúa con miembros de su misma especie para ser parte de un grupo y aparearse. En caso contrario, si dos especies naturalmente rivales se encuentran, solo lo harán para pelearse y/o devorarse. Sin embargo, el mutualismo es una interacción que va más allá, que genera cierto beneficio para dos especies diferentes y que finalmente tiene un propósito importante para el desarrollo de la vida en La Tierra.

En resumidas cuentas, el mutualismo se basa en la cooperación de dos especies  diferentes, en la que estrechan lazos para conseguir un bien común. Aunque, existen tipos de mutualismos en los que el beneficio solo se queda en una de las partes: Comensalismo (no perjudica al otro) y Parasitismo (perjudica al otro, pero no lo mata). El mutualismo se puede dar entre un animal y un vegetal.

Ejemplos de mutualismo

  • Las abejas y las flores. Para la polinización y obtención de néctar por parte de las abejas.
  • Las aves y las flores. Se da la polinización y obtención de néctar por parte de las aves.
  • Las bacterias y los humanos. Las bacterias nos ayudan a digerir los alimentos por completo. Las bacterias se alimentan.
  • Los picabueyes y los rinocerontes. Las aves se comen las garrapatas al tiempo que el rinoceronte se libra de ellas.
  • Los protozoarios y las termitas. Las termitas no pueden digerir todo lo que comen, los protozoarios las ayudan.
  • Las anémonas y los peces payaso. Estos peces pueden vivir plácidamente en las anémonas a pesar de que éstas los pican.
  • El cangrejo araña y las algas. Los cangrejos usan las algas que viven en su caparazón para protegerse de depredadores.
  • Las plantas y los humanos. Las personas respiramos el oxigeno que producen las plantas luego del dióxido de carbono que expulsamos y que ellas toman.
  • La polilla y la planta de yuca. La planta de yuca alimenta a las larvas de la polilla, que a su vez poliniza esta planta.
  • Las micorrizas. Es la cooperación entre hongos y plantas, donde los hongos aumentan la absorción de nutrientes de las raíces mientras que éstas los alimentan.
  • Las hormigas y las acacias. Las hormigas ofrecen protección a las acacias a cambio de un lugar para sus huevos (en las espinas).
  • Líquenes. Los hongos ofrecen humedad para las algas mientras que éstas lo alimentan en su fotosíntesis.
  • Los picabueyes y los antílopes. El mismo caso del rinoceronte.
  • El abejorro y la retama negra. Se realiza la polinización.
  • La tarántula y el sapo boqui. La tarántula le permite al sapo vivir en su propio terreno a cambio de la protección contra los parásitos que se comen sus huevos.
  • Los langostinos y los peces. Los peces poseen ectoparásitos que los langostinos devoran para alimentarse.
  • Las hormigas y los hongos. Hay hongos que nacen gracias a las hormigas, que luego sirven para su alimentación parcial.
  • Las rémoras y los tiburones. Los pequeños peces que siempre van junto al tiburón no hacen otra cosa que comerse los restos de sus comidas, manteniendo a los tiburones limpios.
  • Las vacas y las bacterias del rumen. Las bacterias ayudan a la vaca a digerir sus alimentos, mientras, ellas se mantienen alimentadas.
  • Bacterias fijadoras de nitrógeno y las plantas. Las plantas cuyo hábitad tiene nitrógeno limitado sobreviven gracias a estas bacterias que los fijan en ellas, así éstas tienen también un lugar donde vivir.