Un cuento es una breve narración literaria creada para desarrollar la fantasía e imaginación de los niños. Son obras sencillas basadas en uno o varios personajes que tienen como objetivo, a través de sus aventuras, brindar una moraleja a los más pequeños.

Los textos tradicionales que conocemos son: la caperucita roja, blanca nieve y los siete enanitos, los tres cochinitos y pinocho. Sin embargo, podemos crear gran variedad de cuentos y estimular a los niños en la creación de ellos.

2 Ejemplos de Cuentos

  1. Lío, el coala.

¡Todo me sale mal! Se lamentaba el coala todos los días. Pero, siempre era el último que llegaba tarde al colegio, y nunca entregaba sus tareas, casi nunca ganaba premios por su lentitud y pasaba toda la clase dormido.

Un día decidió cambiar su actitud, pues no soportaba que sus compañeros de la selva se burlaran tanto de él. Sin embargo, su actitud fue no hacer nada, argumentando que sus compañeros siempre lo harían más rápido que él y él perdería el tiempo. Por lo que se dedicó a jugar y a descansar.

Al ver su actitud se acercó su amiga la osa y le exclamó: No es una buena idea, tu actitud no te hará grande. Lo que verdaderamente cuenta del trabajo no es quien lo hace más rápido, es quien lo hace con dedicación, entrega y además le pone corazón. Eso sí nos hace grande.

A lo que Lío el coala, respondió con una sonrisa en la boca que había entendido el mensaje y daría lo mejor de sí cada día. Y así fue, a partir de ese día realizó todas sus actividades, iba al colegio, entregaba la tarea, ayudaba en casa y así muchas cosas más. Lio, había entendido que la constancia y la perseverancia eran las mejores aliadas para ser cada día mejores personas.

  1. Un perro en la vida

Pedro, Daniel y Juan iban en la vía con sus padres a visitar a la abuela, sin embargo, accidentalmente se atravesó un perro y el papá de los tres hermanos lo golpeó con el carro. Sin embargo, ellos decidieron seguir y los tres hijos lo hicieron entrar en razón.

¡Papá detente! Debes ayudar al perro que acabas de lastimar. A lo que el papá responde: ¡Pero es sólo un animal! Pedro, el mayor de los hermanos respondió: Sí, si es un animal pero son vulnerable antes estas situaciones, quedó tendido en el pavimento y pueden morir. El padre decidió estacionarse y recoger al perro que estaba llorando de dolor.

Al montarlo en el carro y ver la preocupación de sus tres hijos, el padre entendió que no había enseñado nada a sus hijos al intentar huir del accidente. Por lo que se desvió al veterinario y logró salvar al animalito de las heridas que sufrió tras el incidente. Finalmente el padre de Pedro, Daniel y Juan había entendido que el corazón de sus hijos era muy grande y noble y decidió quedarse con el cachorro en casa para que formara parte de la familia. Todos muy contestos cuidaron del animalito y animaron a sus vecinos a adoptar animales de la calle, antes que pagar con uno. ¡Todos necesitan hogar!