Enfermedades profesionales

Cuando hablamos de enfermedades de carácter profesional hacemos referencia a ese tipo de enfermedades que son contraídas en el puesto de trabajo. Este tipo de enfermedades están catalogadas como tal por el derecho internacional y empleada de forma amplia o estricta, en todos los países del mundo.

Existen países donde este tipo de enfermedades están tipificadas en una lista establecida por el gobierno nacional a través del órgano competente y las leyes que competen al caso. En este sentido, muchas de estas enfermedades (dependiendo del país y las leyes del mismo) son exigibles al patrono por indemnización.

Para que una enfermedad sufrida por el trabajador, en determinado centro y puesto de trabajo, sea considerada de carácter profesional o laboral, debe cumplir con una serie de lineamientos o requisitos indispensables, de los cuales podemos mencionar los siguientes:

  • Debe estar presente un agente de origen causal, pudiendo ser de origen químico, físico, biológico, entre otros.
  • Debe existir una exposición del trabajador al elemento o espacio causante de la enfermedad. Estos pueden ser medidos cualitativa o cuantitativamente.
  • Es indispensable la presencia de la enfermedad en el trabajador. Esta debe ser palpable y demostrable a través de exámenes y evaluaciones tanto en el centro de trabajo como por evaluaciones externas.
  • Debe existir una relación directa y específica, determinable y cuantificable entre el puesto de trabajo y la enfermedad sufrida por el trabajador.
  • La enfermedad puede generar o no una incapacidad en el trabajador. En este sentido, no es indispensable que la incapacidad ocurra.
  • Lo más importante es, tomar en cuenta que esta enfermedad debe estar debidamente registrada en la lista de enfermedades profesionales establecida por el gobierno nacional a través de las leyes y órganos competentes.

Ejemplos de enfermedades profesionales

  1. Enfermedades de la voz
  2. Silicosis
  3. Enfermedades causadas por exposición a agentes químicos
  4. Estrés térmico
  5. Estrés laboral
  6. Enfermedades respiratorias
  7. Enfermedades infeccionas
  8. Dermatitis y alergias
  9. Cáncer de origen laboral
  10. Hipoacusia
  11. Asbestosis
  12. Enfermedades osteomusculares
  13. Lumbalgia
  14. Síndrome de túnel carpiano
  15. Alveolitis alérgica
  16. Fatiga visual
  17. Malestares de origen gastrointestinal
  18. Lesiones en la piel
  19. Dolores en la espalda
  20. Agotamiento