La fusión es un proceso en el cual una materia en estado sólido cambia a estado líquido. Esto se da a causa del cambio de temperatura que puede estar en un punto similar al del objeto en cuestión a un nivel alto, es decir, la temperatura se eleva de manera que la materia expuesta a determinada intensidad de calor.

Esta energía es transferida a los átomos y comienzan a vibrar a un ritmo muy rápido hasta el punto en que los enlaces que unen dichos átomos cambian, lo que trae como resultado la transformación de la materia del sólido al estado líquido, el punto en el que dicha unión se altera se conoce como punto de fusión.

Ejemplos de fusion

Hay que señalar que la fusión y la fundición pueden considerarse como un mismo proceso con la diferencia de que en el segundo caso solo se aplica a objetos metálicos y objetos sólidos cristalinos los cuales son licuados al estar expuestos a temperaturas altas.

La fusión ocurre cuando se llega a un nivel de temperatura bastante elevado como para que se produzca la fusión química, permitiendo así determinar el nivel de pureza que la materia en cuestión tiene. Esto quiere decir que si dicha materia tiene impurezas en su composición, el punto de fusión se reduce de forma importante.

Ejemplos de fusión

  1. Los cubos de hielo que se derriten hasta convertirse en agua.
  2. La fusión del nitrógeno al alcanzar una temperatura de -210° C.
  3. El magma volcánico.
  4. Vidrio derretido al ser sometido a temperaturas altas.
  5. El chocolate al derretirse con el calor para convertirse en chocolate líquido.
  6. La fusión del tungsteno a una temperatura de 3396° C.
  7. Cobre sólido fundido para la producción de cables y alambres conductores.