La heteronomía es un término que hace referencia a la voluntad que no es de la persona, es decir que actúa bajo la voluntad de alguien o algo más o sigue órdenes y reglas de otra persona. Este concepto es mayormente usado en el campo de la filosofía, y de hecho fue en esta área donde tuvo su origen, acuñado por el filósofo Immanuel Kant, quien buscó explicar este tipo de comportamiento para entender a las personas dentro de una sociedad y el vínculo que hay entre ellas y la ley que se imponía en aquél entonces.

Las personas que actúan de esta forma no son capaces de imponerse sobre las reglas o instrucciones que los demás le han obligado a seguir, simplemente no se sienten con la autonomía suficiente como para hacer su propia voluntad en la mayoría de sus asuntos.

15 Ejemplos de Heteronomía

  1. Usar prendas de vestir que están de moda y que solo aparecen en revistas.
  2. Casarse por presión de la sociedad, la familia y la cultura de una sociedad.
  3. Ver un partido de fútbol como consecuencia de un fanatismo ciego y promovido por los medios de comunicación.
  4. Ver un grupo de personas saqueando una tienda y hacer lo mismo.
  5. Unirse a una actividad aunque sea peligrosa solo porque los amigos lo hacen.
  6. Soldados siguiendo órdenes.
  7. Hacerle caso al doctor cuando te aconseja algo o medicamentos.
  8. Formar parte de una red como apoyo político.
  9. Preferir una canción que siempre suena en la radio.
  10. Realizar las actividades que ordena el jefe aunque sean contrarias a sus ideologías o ética.
  11. Colaborar con los compañeros para maltratar a otro.
  12. Iniciar una actividad porque tus compañeros iniciaron.
  13. Dejar de fumar o ingerir alcohol porque tu médico lo indicó.
  14. Elegir comprar un auto diferente al que fuiste a comprar por persuasión del vendedor.
  15. Votar por un político para no ser despedido de tu empleo en una entidad pública.