El juicio moral es un acto producido en la mente de las personas y se relacionan a la conducta, determinando si es correcta o si va en contra de los valores y reglas morales establecidas dentro de la sociedad.

Durante nuestra vida y en diferentes aspectos de la misma se nos ha enseñado la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal, sin embargo, no siempre se puede acatar todo al pie de la letra.

Así es como dentro de nuestra sociedad han surgido estudios de juicio moral los cuales se denominan: moralidad heterónoma, individualismo, expectativas personales, sistema social y la conciencia.

Ejemplos de juicio moral:

  1. “En el caso de un adolescente decide realizarse un tatuaje en la piel, lo cual contraviene las reglas morales marcadas por su religión. En este caso el juicio moral puede ser adverso al comportamiento de la persona pretende realizar el acto moralmente reprochables (este caso se entiende dentro del marco de las reglas morales de religiones en donde tatuarse la piel o hacerse algún cambio similar en el cuerpo, es reprochable).”
  2. “Una persona que realiza beneficios al prójimo, pongamos por caso, repartir periódicamente alimentos o ropa entre personas necesitadas, está realizando actos que son moralmente loables, es decir, en este caso el juicio basado en la moral, le es favorable.”
  3. “Una persona que estando en uso de sus facultades mentales y físicas, se desnude en medio de la calle, está cometiendo un acto que contraviene a la moral, por tanto una persona que ve dicha acción y actué con repudio a esa acción, ha realizado un juicio moral respecto a esa persona y el acto que realiza.”
  4. La pena de muerte es considerada inmoral por muchas personas, mientras que el permitir a determinados criminales continuar con vida es considerado inmoral por otras personas.
  5. Existen ciertas palabras o expresiones que son juzgadas como moralmente incorrectas. Toda palabra que haya sido usada de forma despectiva hacia un grupo o sector social continuará llevando cierto peso moral negativo.