¿Cuáles son los sistemas del cuerpo humano?

Desde el principio de la humanidad, los seres humanos se han esforzado por comprender el funcionamiento de los sistemas que lo componen y que mecanismos están implicados. Son diversos los órganos que nos componen, los cuales se vinculan entre ellos para poder ejecutar sus funciones y así mantenernos con vida. En este proceso se ven involucrados los tejidos, conductos y diversas glándulas, todo coordinado a través de sustancias endocrinas e impulsos nerviosos.

Esta visión sistémica es particularmente útil en el ámbito de la medicina, que usualmente consta de ramas especializadas en cada sistema: endocrinología, cardiología, gastroenterología, etc.

Sistema endocrino

Se define como sistema endocrino a un sistema complejo de regulación interna, que utiliza compuestos bioquímicos denominados hormonas para llevar a cabo el inicio, la regulación o la detención de diversos procesos en el cuerpo. Dichas hormonas se producen gracias a las glándulas del cuerpo y vertidas en la sangre, donde por medio de esta viajan a su destino.

Gracias a la existencia de las hormonas pueden regularse aspectos sexuales, metabólicos y de crecimiento del organismo, e incluso de la termorregulación.

Sistema nervioso

Es un sistema de suma importancia, ya que es considerado el principal sistema de control del cuerpo humano, este comprende una extensa red de nervios que están constituidos por millares de células nerviosas (glioma y neuronas). Este sistema se encarga de llevar a cabo las funciones del movimiento voluntario y la toma de decisiones, y también de la conciencia.

Aunado a esto, también cumple con la función del control interno y pasivo del organismo, tal como la regulación de los movimientos involuntarios, los reflejos y otras formas de transmisión nerviosa como el placer, el dolor, los sentidos, etc.

El sistema nervioso se clasifica en sistema nervioso central, que constituyen el cerebro, cerebelo y telencéfalo, situados dentro del cráneo, así como la medula espinal que se ubica en la columna vertebral, dicha medula se vincula con una extensa red de nervios de distintos tamaños e importancia que constituyen el sistema nervioso periférico.

Sistema respiratorio

Es el que implica la oxigenación de la sangre y la expulsión del óxido de carbono, que son procesos elementales para respiración celular y metabolismo energético. Este aparato implica los pulmones, los bronquios y todo el conducto del aire desde el exterior de los organismos hasta ellos: tráquea, faringe, laringe, nariz y el musculo que admite el inflado y el desinflado de los pulmones: el diafragma.

La respiración se considera como un movimiento semireflejo que puede controlarse pero no impedirse de forma voluntaria, y que sucede expandiendo la caja torácica para permitir que el aire ingrese por las fosas nasales, y desciendan hasta los pulmones y en los bronquios se permee hacia la sangre. De igual forma, el dióxido de carbono acumulado en esta es captado y exhalado en dirección contraria por los mismos canales.

Sistema circulatorio

La sangre se encarga de transportar el oxígeno que entra por los pulmones y debe ser repartido a lo largo y ancho del organismo. Por esta razón, la sangre abarca una extensa red de arterias y vasos capilares que transportan la sangre oxigenada a cada rincón del organismo, y de venas que recoge la sangre compuesta de dióxido de carbono y realiza el recorrido de cada vuelta en dirección a los pulmones, para volver a empezar el recorrido.

Sistema digestivo

Este sistema digestivo es fundamental para la nutrición y la alimentación, es decir, la asimilación de materia orgánica que surge de afuera en el exterior del cuerpo. El circuito del sistema parte de la boca, la lengua y los dientes, así como las glándulas salivales.

En esta área se corta, tritura y humedece y prepara el alimento (denominado “bolo alimenticio”) para su caída a través del esófago, hasta llegar al estómago, una suerte de caldera constituidas por ácidos gástricos cuya función es desintegrar la comida y reducirla a sus elementos más básicos.

Sistema excretor

También denominado aparato urinario, es el sistema cuya función es liberar al cuerpo de las sustancia y los residuos metabólicos nocivos, dicha acumulación en el organismo es de alto riesgo. Para ello cuenta con dos tipos de vías de expulsión:

  • Las glándulas sudoríparas: estas se sitúan a lo largo de la piel y despiden el sudor, un líquido sano en el cual nos deshacemos de una gran cantidad de sustancias nocivas y microorganismos patógenos.
  • El aparato urinario: constituido por riñones, filtros de sangres en donde se depositan las sustancias metabólicas de desecho (la urea) y se transforma en orina, almacenada luego en la vejiga, donde llegan a través de los uréteres luego de diferentes procesos de reabsorción y filtrado de sustancias de gran provecho.

Sistema reproductor

Este sistema garantiza al cuerpo humano, la capacidad de procreación, es decir, de poder crear individuos nuevos de la especie. Ya que la reproducción de los seres humanos es sexual, este aparato se está presente entre hombres y estos son:

  • Aparato reproductor masculino: compuesto primeramente por el pene, luego están las glándulas sexuales externas del hombre, los testículos, situados por debajo del escroto, en sacos independientes del pene.
  • Aparato reproductor femenino: están presentes las glándulas sexuales como los ovarios, allí se forman los gametos femeninos: los óvulos.

Sistema inmunológico

Lleva a cabo la defensa del organismo, con la finalidad de identificar, perseguir y eliminar los cuerpos y sustancia extrañas que pueden introducirse. Para llevara a cabo sus funciones, dispone de una serie órganos cuya función es producir los glóbulos blancos (el bazo, ganglios linfáticos, el timo y la médula ósea) de diversos tipos: células especializadas en revelar, atenuar y expulsar los agentes de gran riesgo como virus, bacterias, etc.

Sistema locomotor

El sistema locomotor es el enlace del aparato muscular y el aparato esquelético, dichos aparatos están compuestos por 650 músculos que permiten llevar a cabo la movilización del cuerpo, y los 206 huesos también de diferentes formas y tamaños que le brindan soporte al cuerpo y ayudan para la protección de los órganos internos.